2

Si eres una persona que se toma muy enserio su estética personal, es probable que en algún momento hayas coqueteado con la idea de teñirte el cabello de algún color; ya sea porque quieras ocultar los rasgos inevitables de la edad -o por un impulso fashionista- el uso de tintes para el cabello es una tendencia y un mercado súper amplio a nivel mundial.

Sin embargo ante la iniciativa de utilizar cualquier producto para el cabello, primero es importante tomar las debidas medidas preventivas para evitar consecuencias para la Salud. Si eres una persona que sufre de alergias o padeces alguna condición de salud, es importante que tengas en consideración varios aspectos antes de proceder a teñirte el cabello.

¿Sabías que el reglamento Europeo sobre cosmética capilar prohíbe más de 1300 productos por su toxicidad?

En el mundo de tintes capilares destacan principalmente dos tipos de tintes: los de procedencia “química que son elaborados por fabricantes a gran escala y los “naturales”, producidos con plantas y raíces. Si eres de estas personas pro naturaleza y crees que la discusión la ganarían los tintes naturales, déjame decirte que estas equivocado.

Lo primordial que debes entender, es que todas las personas son diferentes y no reaccionan de la misma manera a ambos tipos de tinte. En el caso de los tintes químicos, los expertos recomiendan que se tomen precauciones sobre la cantidad de elementos oxidantes que posea el producto. A mayor cantidad de este, la probabilidad de padecer alergias a corto y largo plazo es elevada.

Vídeos destacados del día

De igual forma los tintes naturales si bien pareciera ser una alternativa más viable, no están exentos de una posible alergia por la predisposición del consumidor a ser alérgico a cierto tipo de plantas con las que son elaborados. Independientemente del tipo de producto que utilices es primordial que realices una prueba previa del producto en un tiempo prudencial recomendado y que notifiques a tu estilista o vendedor las posibles complicaciones de salud y alergias que padeces.

Entre los síntomas más comunes encontramos: resequedad, irritación del cuero cabelludo y/o zonas del rostro y cuello, hinchazón de labios y boca, descamación, resequedad, pérdida de cabello, agrietamiento y fisuras capilares, incluso hasta posibles complicaciones de salud como dificultades respiratorias o cancerígenas.

¿Qué debo hacer para tomar las medidas preventivas antes de usar cualquier producto de coloración capilar?

Primero informar debidamente a tu estilista o vendedor del producto para ser bien asesorado, lo segundo es la parte más tediosa pero sin lugar a dudas te evitará molestias posteriores, realizar una prueba previa.

Los expertos recomiendan aplicar el producto sobre una zona de la piel –detrás de las orejas, en la muñeca o el brazo- y observar las reacciones durante las próximas 48 horas. Si durante la aplicación observamos que hay irregularidades se debe suspender el uso.

Hay que admitir que el tiempo parece algo exagerado, pero la inmediatez del uso no garantiza una posterior alergia, por ello es necesario esperar un tiempo prudencial para ver la reacción a largo plazo y evitar malos ratos. Si tienes interés en teñirte el cabello no te asustes al leer este artículo el centro principal radica en el autoconocimiento de nuestro cuerpo y las medidas preventivas antes del uso del producto.

Anímate a probar algo nuevo con el debido cuidado preventivo y luego de concretar la encomienda cuida de tu cabello con algún humectante para este.