Se trata de uno de los vegetales más consumidos en el mundo entero ya que posee una gran cantidad de beneficios para la Salud. Por ello debería ser una parte fundamental de la dieta de todas las personas que quieran tener una buena salud. A continuación repasamos algunas de sus propiedades más beneficiosas. 

Estimula el apetito

Es especialmente recomendable para aquellos enfermos que están convalecientes y que no consiguen comer ya que estimula la producción de jugos gástricos.

Ayuda a realizar la digestión

Precisamente por su capacidad de estimular la producción de jugos gástricos ayuda a que las digestiones sean menos pesadas y se realicen mejor.

Por ello es muy recomendable incluir una ensalada de zanahoria para acompañar las comidas más grasas o con exceso de hidratos de carbono. 

Es diurética

Gracias a su alto contenido en agua y su capacidad depurativa ayuda a eliminar toxinas del cuerpo a través de la orina. 

Ayuda a ponerse moreno

Es uno de los alimentos con más cantidad de provitamina A, que es uno de los elementos fundamentales a la hora producir melanina cuando tomamos el sol. Así que, si quieres tener una piel bronceada es fundamental incluir la zanahoria en tu dieta. 

Es buena para la vista

Por la misma razón que la zanahoria es buena para el bronceado lo es también para nuestros ojos. La vitamina A que contiene ayudará a que conservemos la vista en excelentes condiciones. 

Ayuda en caso de problemas respiratorios

Ayuda a expulsar la mucosidad acumulada y, esto, hace que respiremos mejor. 

Combate la anemia

Gracias a los minerales que contiene ayuda a evitar que lleguen a darse procesos de anemia.

Vídeos destacados del día

En este sentido, es muy recomendable el consumo habitual de zanahoria en personas que tengan déficit de hierro.

Ayuda en caso de problemas de estreñimiento

Como en la mayoría de los alimentos vegetales, su alto contenido en fibra ayuda a que el intestino realice correctamente su trabajo. 

Fortalece el cabello y las uñas

Se trata de otro de los beneficios que obtenemos gracias al betacaroteno o provitamina A. Además de ayudar al bronceado y a nuestros ojos, también protege de manera continuada nuestra piel y nuestras uñas de la contaminación ambiental y ayuda a que su regeneración sea la adecuada. 

Disminuye el colesterol

Se ha demostrado que el consumo continuado de zanahoria ayuda a reducir los niveles de triglicéridos en sangre, lo que es muy beneficioso para evitar una larga lista de enfermedades cardiovasculares asociadas al exceso de colesterol malo

Mejora la calidad de la leche materna

Es un alimento que las madres embarazadas deberían consumir ya que, gracias a la vitamina A, mejora la calidad de la leche materna de la que se alimentará el bebé cuando nazca. 

Mejora los dolores menstruales

Gracias a sus propiedades emenagogas, logra mejorar el flujo sanguíneo de la zona pélvica. Esto ayuda a conseguir que el ciclo menstrual sea más regular y, con ello, que se reduzcan los dolores asociados al período.