2

El reciente descubrimiento del protagonismo de la flora intestinal en el peso lleva  a los científicos a la conclusión de que la ingesta continuada de antibióticos, podría afectar al metabolismo por cuanto disminuye la riqueza de la flora en el aparato digestivo.

Para aclarar esta duda, un estudio realizado en junio de este año por la prestigiosa Universidad de Maastricht en colaboración con el Instituto de Alimentación y Nutrición de Wageningen (Países Bajos), sometió a 57 hombres obesos y prediabéticos a un tratamiento con Antibióticos durante siete días. Fueron tratados con Amoxicilina, vancomicina y a un tercer grupo se le administró placebo para que actuara como grupo de control.

Fueron tratados 57 hombres  con Amoxicilina, vancomicina y placebo

Pasados los siete días, se determinó que el tratamiento antibiótico durante el tiempo estipulado (que, por otro lado, suele ser el tratamiento más común para afecciones habituales), no tuvo repercursión en el metabolismo de los hombres tratados con estas sustancias pese a que se evidenció una clara disminución de la flora intestinal. 

Se determinó que la Vancomicina disminuyó la diversidad de microorganismos beneficiosos involucrados en el ácido graso de cadena corta y el metabolismo de los ácidos biliares. No fue así en el caso de la Amoxicilina. 

Se descubrió que tanto la Amoxicilina como la Vancomicina no afectan a la sensiblidad específica frente a la insulina como tampoco al tamaño de los adipocitos (células que forman el tejido graso).

Vídeos destacados del día

Tampoco se notó alteración alguna, ni en la sensibilidad a la insulina, como tampoco al tamaño de los adipocitos así como la obtención energía pasadas ocho semanas del tratamiento. 

Aunque se sabe que la flora intestinal interviene directamente en la formación de la Obesidad, aún se conoce muy poco sobre el funcionamiento de la flora en este proceso así como el papel de cada una de las especies de microorganismos en los procesos de absorción de alimentos, creación del tejido graso o el metabolismo y el apetito. 

Este estudio es uno de los muchos proyectos de estudio dirigidos a esta vía de investigación dada la preocupación de los países desarrollados por el incremento de la obesidad entre la población.