¿Tenemos sueño? ¿Cuál es nuestra solución rápida? Tomar un café. Cada vez que notamos la somnolencia encima nuestra primera solución es hacernos o comprar un café. ¿Es un mito? ¿Es realidad? ¿Por qué lo hacemos? ¿Realmente quita el sueño?

Esto se ha convertido en la rutina de muchos, pero ¿realmente nos ayuda a estar despejados?La cafeína es una sustancia natural que se encuentra en el café, el té y también en las semillas de cacao.La Universidad de Colorado-Boulder (EE.UU) y del Laboratorio de Biología Molecular del Medical Research Council de Cambridge (Inglaterra) ha demostrado que la ingesta de café realmente despeja la mente, y hace que conciliar el sueño sea más difícil para los que lo tomamos.

Este estudio, por primera vez, ha confirmado que la cafeína afecta a nuestro sueño y retrasa el reloj biológico entre 30 y 40 minutos. Entonces parece ser cierto este mito de que el café nos espabila y con su consumición nos retrasa el sueño. En cuanto a la sensación de somnolencia, es un buen alternativo para frenarla. La cafeína limita la adenosina, un químico cerebral que produce el sueño.

Por lo que su consumo nos mantendrá más despiertos.Un dato curioso de este estudio es que los efectos de la cafeína son más notorios pasada la treintena de edad, además, las personas asiduas a tomar cafeína, por ejemplo en bebidas energéticas, refrescos, etc notarán menos sus efectos, mientras que los que no están habituados a consumirlos serán más sensibles a ellos.

Por último debemos mencionar otro dato difundido por este estudio realizado por la universidad de Colorado Boulder y el laboratorio de Biología Molecular de Cambridge: los efectos de la ingesta del café no se notan hasta media hora después, mínimo, de haberlo tomado, así que si empiezas a notar los síntomas del sueño, ingiere uno lo antes posible, si lo que pretendes es cortar por lo sano.

Vídeos destacados del día

Así que este estudio nos ha permitido confirmar lo que podía ser un "falso mito" de nuestra vida cotidiana. El café si quita el sueño, no es un mito.