La apariencia de las uñas al natural, sin esmaltes y geles que enmascaran la verdad, a menudo es un reflejo de su salud en general. De hecho, la presencia de manchas o rayas o una excesiva debilidad que conducen al agrietamiento o descamación de las uñas puede ser un signo de alguna patología.

La onicosquicia se produce cuando la uña se descama haciéndose cada vez más frágil e irregular en los bordes de las uñas. Las causas de este fenómeno pueden ser múltiples y a veces se combinan entre sí: la alimentación, micosis, estrés y el uso de productos corrosivos o detergentes son las causas más comunes. La falta de ciertos nutrientes, especialmente calcio y vitamina A y B, afecta negativamente a la salud de las uñas, haciéndolas más vulnerables y propensas a descamarse. La fragilidad de las uñas también puede ser un indicador de anemia, deshidratación, intolerancia al gluten e incluso problemas de tiroides.

La presencia de micosis y otras infecciones causadas por hongos contribuye a la debilidad de las uñas que en estos casos, además de la descamación generalmente cambian de color (se vuelven amarillas) y la apariencia.

El desprendimiento de la uña también puede ser la consecuencia de un proceso traumático o la mala costumbre de morderse las uñas con los dientes.

Usar productos demasiado agresivos empeora el aspecto y la salud de las uñas así que mejor usar guantes al limpiar la casa para evitar el contacto con detergentes. Aunque no sólo eso sino que también hay que vigilar con el uso de esmaltes y disolventes de baja calidad ya que suelen ser agresivos para nuestras uñas y tener un pH demasiado ácido.

Y es muy importante vigilar la dieta para mantener un buen estado de salud tanto de uñas como de pelo.

Vídeos destacados del día

Así que en nuestra dieta debemos incluir #Alimentos ricos en calcio, zinc y vitamina A y B6 o, alternativamente, y por consejo médico, se pueden usar suplementos dietéticos que fortalecen las uñas, todo ello sin olvidar los guantes para la limpieza de la casa y una cuidadosa selección de productos de calidad para manicuras.

Como remedios naturales es aconsejable aplicar unas gotas de aceite de oliva y limón (también tiene un efecto aclarador) o aceite de almendras dulces; los mismos ingredientes también pueden ser utilizados para hacer un cataplasma. Te ayudarán a hidratar, nutrir y fortalecer las uñas.También es recomendable tomar cola de caballo ya que es muy remineralizante y también es útil en caso de caída del cabello porque también lo fortalece. #Calidad de vida #Medicina