Los gases en el cuerpo pueden llegar a ser una verdadera molestia y provocarnos dolor abdominal con retortijones intensos e incluso cólicos. Se generan en el intestino grueso durante la digestión, debido a la fermentación de los Alimentos al digerirlos, y también, por el aire que se traga al comer.

El cuerpo humano dispone de diferentes sistemas para desprenderse de estos gases, pero en ocasiones, sobre todo cuando hay un exceso, se acumulan en el intestino provocando un montón de molestias.

Por lo tanto, para evitar los fastidiosos gases y flatulencias, es básico y primordial,

Comer tranquilo, despacio, sin sorber. Masticando bien los alimentos con la boca cerrada.

Solo siguiendo estas costumbres a conciencia, se pueden reducir considerablemente las molestias posteriores de los gases.

Hábitos como sorber con pajita, beber de la botella o del cartón directamente, en vez de en un vaso, pueden provocarnos más gases.

Por otro lado, hay algunos alimentos que son más propensos que otros a producir aerofagia. Un abuso de esta comida, genera una gran cantidad de gases al digerirse.

  • Los lácteos.
  • Los alimentos ricos en grasas.
  • Algunos vegetales como la coliflor, el repollo, el pimiento, el pepino, el maíz, las cebollas, los rábanos, los nabos, las habas…
  • Algunos cereales en abundancia como el trigo o el pan elaborado a base de salvado.
  • Las legumbres secas.
  • Los endulzantes artificiales.
  • Las ciruelas y las uvas.
  • Abusar de bebidas gaseosas, fumar o ciertos antibióticos.

Otros alimentos y especias, por el contrario, pueden beneficiarnos, aportando al organismo las enzimas esenciales y necesarias para realizar correctamente la digestión evitando la aparición de los gases.

Vídeos destacados del día

  • La papaya, la piña y el limón son frutas excelentes para ayudar a hacer la digestión.
  • Los tés de hierbas como manzanilla, canela o clavo nos ayudan a eliminar la bacteria que causa la putrefacción de la comida favoreciendo la movilidad de nuestro intestino.
  • También son beneficiosos el jengibre, el vinagre de manzana, el diente de león, el anís verde, el ajo o el agua de coco. Todos conocidos como remedios naturales para combatir los gases.

Con esta información, uno ya puede comenzar a cuidarse y ahorrarse muchas molestias.