El picor de oídos es mucho más frecuente y molesto de lo que nos podamos imaginar. De hecho, llega a molestar tanto que las personas acaban por acudir a un otorrinolaringólogo para que los mire y les de algún tipo de tratamiento para acabar con ese picor. Además, hay que recordar que es un tipo de patología que siempre vuelve porque es crónico. Se trata de un eccema muy común llamado eccema ótico.

Uno de los problemas del que suele ir acompañado es que la gente, por intentar aliviar el picor a toda costa, se mete en el oído cualquier objeto que en ese momento pueda calmar esa sensación y dejar de rascarse. Aunque en un principio la persona se sienta más aliviada, pero eso aún hace que se inflame más y vuelva a picar de nuevo.

Peor aún si está asociado a un tipo de eccema por dermatitis atópica o seborreica, psoriasis o incluso acné. Por eso es importante que no empleemos cualquier cosa para rascarnos o limpiarnos los oídos y que además mantengamos esta limpieza de forma habitual. Lo más aconsejable es emplear los sparys auditivos para no lastimar el conducto.

Hay que tener en cuenta que el hecho de meterse cualquier cosa en el oído provoca una abrasión, y esto hace que la piel del conducto auditivo quede mucho más delgada y se descame, lo cual suele hacer que se vuelva en un problema crónico.  Es más, se acumulan restos de piel y sustancias que causan infecciones y hongos en el oído.

Por lo general, algunos de los síntomas que todos tienen es un picor muy fuerte, la zona del conducto se enrojece y se vuelve seca y con descamaciones.

Vídeos destacados del día

A veces puede llegar incluso a doler y supurar pus o sangre. Todo ello hace que la persona que lo sufra esté incómoda e irascible. Y puede llegar a influir en la #Calidad de vida y en el rendimiento escolar o en el trabajo porque hace que las personas no puedan concentrarse y descansen mal porque les cuesta dormirse.  Hay quienes incluso acaban teniendo episodios de ansiedad.

¿Qué hay que hacer? Mantener una buena limpieza de los oídos y llevarlos siempre bien hidratados. Se recomienda el uso de aceites esenciales para mantener una hidratación correcta del conducto auditivo, además de ayudar a restaurar la piel y reducir la inflamación. Para la limpieza ya hemos comentado que lo mejor es el uso de sprays especiales para esta zona.

Es importante también tener en cuenta que no debemos emplear bastoncillos para realizar la limpieza auditiva.También son abrasivos y más aún en casos de eccema ótico.

En los casos severos se emplean esteroides, pero eso ya debe diagnosticarlo y recetarlo el médico. De hecho, siempre que se tenga un picor de oído recurrente es aconsejable acudir a un especialista para que mire la gravedad de la situación y para que nos de el tratamiento adecuado en cada caso. #Enfermedades