Aquí tenéis 8 mitos que circulan por la red y que vale la pena desmentir.

1) Una dieta para adelgazar puede hacer nuestro estómago más pequeño.

La respuesta es que no. A menos que se haga con una operación quirúrgicas, el tamaño del estómago no cambia, ya que es el resultado de factores genéticos ligados a la herencia de cada uno de nosotros. En una dieta destinada a la pérdida de peso no se encoge el estómago sino más bien la acumulación de grasa localizada la cual disminuye gracias a un proceso químico con el cual el cuerpo extrae el exceso de grasa cuando los elementos son suministrados por medios externos. 

2) Consumir muchos antiácidos no afecta al estómago 

Nuestro estómago necesita ácido para digerir la ingesta de Alimentos y si tomamos demasiados antiácidos puede causar graves problemas por obstaculizar la digestión.

Todos los medicamentos que pertenecen a esta categoría son de riesgo si se toman con demasiada frecuencia o más cantidad de lo requerido, por lo que deben usarse con moderación y sólo en casos de verdadera necesidad.

Si tienes frecuentes episodios de acidez mejor consulta a un especialista.

3) Para digerir la carne se necesitan varios días

Corre esta idea por la red cuando es totalmente falso. La carne se mantiene dentro de nuestro estómago durante un tiempo máximo de seis horas y, en un día o dos se expulsa de forma natural. Algunos elementos, como los hidratos de carbono son expulsados ​​a un ritmo más rápido, pero el resto de la comida "desaparece", a más tardar dentro de las 48 horas pero es sólo la expulsión.

4) Si no voy al baño cada día es porque estoy estreñida

De acuerdo con el consejo médico,ir hasta tres veces es una característica normal.

Vídeos destacados del día

Si vas al baño menos de tres veces a la semana puede que haya un problema que resolver, pero no es necesario que sea a diario. En cualquier caso, no debemos ignorar los estímulos. Nos fijaremos en la fuerza que necesitamos hacer para expulsarlo porque es una buena señal para saber que falta hidratación en las heces y por eso cuesta eliminarlas.

5) Las bebidas con soda pueden ayudar a nuestro estómago

Este mito probablemente proviene de su papel de bicarbonato de sodio y magnesio, elementos derivados del refresco y, a menudo utilizados contra el ácido del estómago. Estas bebidas son demasiado dulces y, por el contrario, pueden hinchar el vientre y hacer que sintamos fatiga de estómago. En cualquier caso, un vaso de agua mineral es la solución ideal para calmar e hidratar adecuadamente estómago.

6) Es bueno hacer lavados de colon 

El lavado del colon tiende a debilitar la flora bacteriana, incluso las que son favorables. La elección correcta para mantener en perfecto estado de salud del intestino se basa principalmente en una dieta rica en fibras vegetales, que ayuda a la salida de la comida de la parte superior del intestino después de alimentar las  bacterias buenas que están presentes en cuerpo. 

7) Se puede hacer ejercicio después de comer

Si hacemos actividad física con el estómago lleno puede conducir a la aparición de dolor abdominal. No hablamos de consecuencias muy graves, pero el problema está relacionado con la formación de ácidos relacionados con la digestión. 

8) Llevar ropa ajusta afecta a la digestión

Llevar jeans o pantalones demasiado ajustados puede comprimir los órganos internos, pero esto no tiene consecuencias en términos de la digestión.

El único inconveniente es que después de comer el vientre se hincha y puede ser molesto y dar sensación de constricción.