Los teléfonos móviles son parte fundamental del día a día de las personas y se pueden llegar a tocar hasta 150 veces al día. Lo que muchas veces no tenemos en cuenta es la cantidad de bacterias humanas que hay en estos dispositivos. Aquí tenéis las 10 más comunes.

1. Pseudomonas aeruginosa. Esta bacteria es muy agresiva. El patógeno necesita muy pocos recursos nutricionales y se encuentra entre las bacterias más resistentes a los antibióticos. De hecho esta es una de las razones a restringir el uso de teléfonos móviles en los hospitales.

2. Clostridium difficile. Según un estudio publicado en el American Journal of Infection Control del año 2013 esta bacteria estaría entre los más persistentes de las tablets y teléfonos inteligentes.Este patógeno suele dar diarrea e irritación del colon, y afecta principalmente a las personas mayores o las personas con sistemas inmunes debilitados.

3. Staphylococcus aureus. Esta bacteria se encuentra en la piel de los seres humanos pero a veces puede resultar ser agresiva y provocar infecciones más o menos graves. Suele encontrarse incluso en más del 50% de los teléfonos y cada vez crea más resistencias a los antibióticos. 

4. Estafilococos coagulasa-negativos. Estas bacterias son responsables del 30% de las infecciones adquiridas en el hospital. También en este caso se trata de patógenos resistentes a muchos fármacos, difíciles de erradicar.

5. Streptococcus. Se encuentra normalmente en dos formas: la de tipo A, responsable de una de las amigdalitis con mayor frecuencia en los niños; y una de tipo B, que puede causar una amplia gama de infecciones incluso en la edad adulta, como la neumonía o infecciones del tracto urinario. Ambas cepas fueron rastreadas en las huellas dactilares encontradas en los teléfonos móviles.

Vídeos destacados del día

6. Escherichia coli. Es una bacteria que normalmente se encuentran en nuestro intestino, y es necesaria para el proceso digestivo. Es, por tanto, una bacteria fecal, y el problema radica en esto. Una cepa particular, el O157: H7, o Escherichia coli enterohemorrágica, asociada con la ingesta de alimentos contaminados o mal cocidos es particularmente peligroso porque causa diarrea con sangre, anemia e insuficiencia renal y puede encontrarse en los teléfonos y pasar de uno a otro.

7. Corynebacterium. Investigadores de la Universidad de Oregón han encontrado muestras en algunos teléfonos pero se cree que no eran las formas infectivas. Esta bacteria da lugar a la difteria, una enfermedad infecciosa aguda que ataca el tracto respiratorio superior. Es contagiosa y puede causar problemas respiratorios y complicaciones del corazón y los nervios craneales. Afortunadamente las vacunas han reducido drásticamente el número de infecciones en los países occidentales. Por eso los especímenes encontrados en los teléfonos han sido hasta el momento no infecciosos.

8. Coliformes. Normalmente presentes en las plantas, el suelo y las heces. En pequeñas cantidades no resulta perjudicial pero sí puede convertirse en un contaminante si se encuentra en grandes cantidades. Por el momento parece inofensiva ante el ser humano aunque se encuentre presente en los teléfonos. 

9. Levaduras/hongos. Algunos, tales como Candida albicans, son responsables de infecciones en la boca y la vagina. Normalmente están presentes en el cuerpo humano en zonas determinadas y en poca proporción. Un estudio realizado en 200 teléfonos utilizados por profesionales de la salud en los hospitales mostró que el 11,9% de los dispositivos móviles tenían este tipo de hongos. La buena noticia es que es difícil que se produzca una infección a partir del teléfono.  

10. Moho. No sólo se encuentran en las frutas que dejamos olvidadas en el refrigerador sino también en el 10% de los teléfonos celulares. Y a largo plazo, cuando se inhala, puede causar dificultades respiratorias, congestión nasal y en algún caso infecciones pulmonares. #Telefonía móvil #Enfermedades #Calidad de vida