Un estudio elaborado por el doctor chino Yong Huo del Hospital de la Universidad de Pekin en Beijing y publicado en el Journal of the American Medical Association mantiene que el ácido fólico podría ayudar a los pacientes hipertensos a protegerse de los Accidentes Cerebrovasculares.

Se trata de una vitamina del grupo B presente, de manera natural en las verduras de hojas oscuras, en las habas secas, los guisantes y los frutos y jugos cítricos. Obviamente también puede ingerirse como suplemento bien incluido en un conjunto vitamínico o bien como suplemento independiente.

El ácido fólico es conocido por ser recetado a las mujeres que desean ser madres, desde un mes antes de la concepción, para evitarle al feto malformaciones de la columna (espalda bífida) o cerebrales.

Sin embargo esta vitamina está presente en todos los procesos que implican una renovación celular como el crecimiento de las uñas, el pelo y la regeneración de la piel.

En su estudio el doctor Huo tomó un grupo de 20000 hipertensos que no habían sufrido ningún Accidente Cerebrovascular (ACV), aleatoriamente la mitad fue tratado con un antihipertensivo llamado enalapril, a la otra mitad además se le añadió una pastilla de ácido fólico. Tras un  tratamiento de aproximadamente 4,5 años se pudo comprobar que del primer grupo, un 3,40% de individuos había sufrido ACV, frente al 2,70% de los que habían sido tratados también con el ácido fólico, es decir el porcentaje de riesgo descendía un 21%. Así mismo se constató una reducción de las muertes relacionadas con ataques al corazón, se cree que una presencia baja de ácido fólico, como la causada por el gen MTHFR se asocia a la mayor posibilidad de sufrir ataques cardiacos.

Por extensión se maneja la posibilidad preventiva de esta vitamina en pacientes no hipertesos. En palabras de la Dra. Suzanne Steinbaum, cardióloga preventiva del Hospital Lenox Hill de New York “Si todo lo que se necesita para prevenir la mayor amenaza para la salud en todo el mundo es una vitamina, debemos pensar en revisar los niveles sanguíneos de ácido fólico en los pacientes y si es necesario administrar un complemento”.