La moción de censura que se está debatiendo hoy y se votará mañana en el Congreso de los Diputados ha subido aún más los decibelios del tono bronco político, que se ha instalado en los últimos meses en España. El candidato de Vox, Ignacio Garriga, ha sido el encargado de iniciar un discurso de aproximadamente una hora y media en el que ha expuesto los principales argumentos, que sustentan esta decisión.

En primer lugar, Garriga ha querido destacar qué es un "deber nacional" para hacer frente a la "ruina y la muerte" del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos. Este mismo argumento ha sido empleado por el líder y candidato de la moción de censura de VOX, Santiago Abascal, que ha calificado al ejecutivo actual como "el peor Gobierno en 80 años de historia".

Acto seguido, ha asegurado que el Gobierno ha sido el que "peor" ha gestionado la pandemia en todo el mundo.

La bronca política

La primera frase del líder de VOX ha permitido mostrar cuál iba a ser el tono del debate. Los calificativos empleados contra el Gobierno han virado desde "frente popular social-comunista" a "ilegítimo" hasta "miserable". Así, ha resaltado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha "condenado" a España no solo al confinamiento más severo del mundo, sino también de ocultación de información sobre la incidencia real del virus.

Garriga también ha dedicado parte de su discurso a descalificar al líder de Unidas Podemos y Vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, al que ha considerado el único responsable de la tragedia vivida por muchos mayores durante la primera ola de la pandemia.

Los socios claves en la investidura de Sánchez, ERC y EH Bildu, también han sido criticados y acusados de "separatistas" y "filoterroristas" respectivamente.

China ha ocupado una parte sustancial de la hora y media de alocución del candidato. Desde mencionar al COVID-19 como "virus chino" a loar la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar la financiación de la Organización Mundial de la Salud, a la que ha acusado de connivencia con China para propagar el virus por todo el mundo.

El magnate George Soros también ha hecho acto de presencia en el discurso de Abascal, al que ha acusado de "especulador millonario enriquecido con el sufrimiento de millones de personas" al que el "CNI protege". En este bloque dedicado a actores internacionales, la Unión Europea ha sido acusada de "promover la ruina y la división de los pueblos". La principal propuesta realizada por el candidato ha sido el compromiso de presidir un "Gobierno de emergencia" y convocar nuevas elecciones este mismo año.

La respuesta del presidente Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno ha subido a la tribuna del Congreso de los Diputados defendiendo el uso "constitucional" de la moción de censura. Tras ello, ha asegurado que el discurso enarbolado por los ponentes de VOX "no va más allá del insulto y la descalificación" y que ha consistido principalmente en un "despliegue de propaganda". Tras ello, Sánchez ha querido trasladar el foco al Partido Popular y a su líder, Pablo Casado, al que ha pedido que vote "no" a la moción de censura y así "no se ponga de perfil" con una abstención.

De momento, la formación popular no ha desvelado el sentido de su voto. Lo más destacado de su discurso - que proseguirá a lo largo de la tarde y durante mañana - ha sido predecir que la extrema derecha será derrotada en el futuro y que la prioridad del Gobierno ahora será recabar el mayor número de apoyos posibles para derrotar a la pandemia.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!