Una de las quejas más relevantes de los usuarios durante la pandemia de la COVID-19 era que el precio de las mascarillas era demasiado alto. En especial, cuando tienen que reemplazarla con cierta frecuencia ante la caducidad del producto.

Para atender a esta demanda de buena parte de la población española, el gobierno de Pedro Sánchez ha decidido bajar su precio, pero con una condición: a través de una bajada del IVA si la Comisión Europea da su visto bueno o, si la respuesta fuese negativa, estableciendo un precio máximo.

Por el momento, no se sabe hasta qué cantidad puede llegar alcanzar este producto sanitario, pero de cualquier manera, estará por debajo de los 0.96 euros, que es la tarifa que se estableció en los primeros momentos de la pandemia.

En este sentido, la portavoz del Gobierno y Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa que ha tenido lugar este martes tras el Consejo de Ministros, ha aclarado que “el gobierno va a establecer un coste en las mascarillas que sea accesible para todos los ciudadanos”.

Bajada de las mascarillas, con impuestos o reducción del coste

Para que se ejecute esta bajada en el precio de las mascarillas, el ejecutivo español dispone de una doble vía para llevarlo a cabo. La primera de ellas consiste en una reducción de los precios a través de la bajada del IVA, mientras que por otra parte, la segunda estrategia pasa directamente por una revisión de tarifas. Y todo parece indicar que será esta última la que se aplicará definitivamente.

Se llevará a cabo dentro de unas cuantas semanas para que los usuarios puedan reducir su gasto por un producto tan necesario en estos momentos. No en vano, según algunos estudios realizados en los hogares españoles, cada persona compra varias mascarillas a la semana.

Mascarillas con un 21% de IVA

Las mascarillas están gravadas en España con un 21% de IVA, un porcentaje superior al que aplican otros países europeos, en los que se ha producido incluso una reducción en el impuesto.

Ante ello, el gobierno nacional había pensado seguir por el mismo camino, pero para ello necesita de la aprobación de Bruselas. Una actuación que de ninguna forma está garantizada y que si no se produce conllevaría a que se optara directamente por la rebaja de su precio actual.

Solo bajarán las de venta en las farmacias

En cualquier caso, esta medida no afectará a las mascarillas que se distribuyen desde los centros comerciales que disponen de una tarifa más elevada. Solo quedarían vinculados los modelos que son vendidos en las farmacias y están homologados para protegerse de los efectos de la COVID-19; es decir, las denominadas mascarillas higiénicas, que son las que cuentan con los mecanismos de protección para combatir el patógeno. Con un gasto fijo todas las semanas por parte de las familias españolas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!