Los MIR (Médicos Internos Residentes) comenzaban ayer una huelga indefinida para que se mejoren las condiciones en las que trabajan. La pancarta que encabezaba la marcha rezaba el eslogan “nuestros derechos blindan la sanidad pública. Fue convocada a las 10:00 delante de las dependencias de la Consejería Medica en la calle Sagasta (Madrid).

Los puntos que quieren que se negocien con un nuevo convenio colectivo para mejorar sus condiciones laborales son claros: eximirles de todas las guardias (sábados incluidos), cuatro residentes por cada adjunto como máximo, una subida salarial adecuada y el fin de las llamadas “camas calientes” con lugares para su descanso.

La consejería de Sanidad ha amenazado con servicios mínimos del 100%

Susana Pardo, miembro de la comisión negociadora que representa a los MIR, comenta que ha de demostrar fuerza y que no acabarán con la huelga, hasta que se sienten a hablar ambas partes. Además, denuncia ante los medios que se les ha amenazado desde la Consejería de Sanidad de Madrid con privarles de vacaciones, servicios mínimos del 100% y más, todo con el propósito de impedir la huelga.

Según Susana Pardo no se está cumpliendo la ley. No se les está formando como especialistas, que es lo que están exigiendo, sino que, en palabras del médico residente, “son mano de obra barata”, que soportan el mayor peso de las actividades, sobre todo emergencias.

A esto se le suma las horas extras de trabajo, jornadas laborales después de guardias de 24 horas, entre otras exigencias.

Sin la huelga no se les habría hecho caso, declara Susana Pardo

La Consejería está dispuesta a negociar siempre que se termine la huelga y no haya ningún intento de conflicto durante toda la negociación.

Sin embargo, Pardo ha asegurado que esta estrategia se ha intentado anteriormente varias veces y jamás ha dado resultado. Solo con la huelga de verdad se han fijado en nosotros, declara Pardo. Y Pedro Viaño, residente en el Niño Jesús, y compañero de Susana en el Comité, pide una negociación abierta, clara y sincera, pues ellos no quieren estar de huelga, pues para ellos es una situación indeseable, lo que quieren es trabajar con dignidad, estar con sus pacientes.

Los MIR son los que sustentan la mayor parte de las plantas y urgencias de los hospitales

Viaño asegura que los MIR son la columna vertebral de los hospitales y que si las previsiones de asistencia que manejan son correctas (un 75% de los MIR acudirá a la huelga), está convencido que las plantas y urgencias van a caer, pues no pueden ser mantenidas sin la ayuda de los médicos residentes.

Por último, en la primera jornada de huelga de ayer se leyó un manifiesto en donde denunciaban la precariedad laboral que y la explotación en la que se encontraban. Una huelga sin precedentes, cuya única motivación es una formación de verdad, dictaba el manifiesto.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!