Dina Bousselham ha cambiado la historia y genera dudas en su veracidad. Después de que había admitido que el USB que Pablo Iglesias le había entregado no servía, ahora dice que sí funcionaba bien. Esta afirmación la ha hecho enviando un mensaje formal al Juzgado Central donde dice que se retracta de lo anterior dicho.

Este cambio de parecer coincide con el cambio de dirección que el juez que lleva el caso Villarejo le había dado a la posición de Pablo Iglesias. El líder de Podemos pasó de ser víctima a cometer el delito de ocultar información privada ajena durante tres años, además de otro delito que se refiere a destrucción del USB, debido a que en su momento Dina dijo que el pendrive no abría los archivos, ya que prácticamente no funcionaba.

Bousselham ahora afirma que sí funcionaba el USB

Ahora el testimonio de Dina Bousselham es diferente, ya que admite que la memoria sí funcionaba cuando se la entregó Pablo Iglesias. Una nueva versión bastante rara debido a que ella misma fue la que desde un principio dijo que no pudo abrirla. Pero en este nuevo testimonio no aclara el momento de la entrega de la tarjeta de memoria, pero deja saber que aunque no analizó todos los archivos sí comprobó lo que le interesaba, que eran los archivos con información íntima.

Al explicar por qué cambió de testimonio, Dina Bousselham afirma que era difícil para ella recordar esos eventos tan traumáticos, pero según se entiende pudo acceder y después dejó de funcionar el USB.

También argumentó que intentó repararla contratando un servicio técnico pero las pruebas de esto son un tanto confusas. El otro problema con el cambio de parecer, es que cuando Dina entregó la memoria al Juez le previno y de manera clara, que ella no pudo abrir el USB. Entre otras cosas mencionó lo del supuesto técnico que contrataría, pero los correos electrónicos que servirían de prueba para esto en sí mismos no prueban nada.

El nuevo testimonio exime a Pablo Iglesias del delito de destrucción de la tarjeta USB

La que fuera colaboradora de Pablo Iglesias le cambió las señas al Juez quien ya veía al líder de Podemos como culpable de un delito. Con este nuevo testimonio las cosas cambian y habrá que esperar las conclusiones.

La mente menos suspicaz pudiera pensar mal de Dina, pero en cuanto a leyes las cosas deben ser con pruebas. Si Dina Bousselham dice ahora que la memoria sí servía, entonces eso es así. La cuestión es que el caso Villarejo ha tomado otros caminos que se van cada vez más lejos del sendero correcto. Pero lo que sí es cierto es que las fotos íntimas que ella tanto intentó proteger, ya están en manos de terceros y ella sigue afirmando que procede del robo del móvil. En las redes ya están reaccionando a la nueva versión de Dina.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!