Irene Montero la ministra de igualdad, no ha dudado en echar en cara al PP y a VOX que a lo largo de las últimas semanas no han dudado en llamar a la insubordinación a las fuerzas del ejército y de alentar una auténtica rebelión en contra del actual Gobierno. Por otro lado, la ministra de igualdad ha defendido a Pablo Iglesias ante los últimos ataques recibido y ha acusado a Álvarez de Toledo de llamar, desde la tribuna del Congreso de los Diputados, terrorista a las mismas personas que Francisco Franco.

El primero en iniciar la confrontación fue el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Ya se ha terminado la idea de tender la mano, el tono mucho más mesurado, el traje institucional que habían lucido todos y cada uno de los ministros de Unidas Podemos, sobre todo en el caso de Pablo Iglesias tras lo sucedido a lo largo de la semana pasada.

La formación de tono morado ha decidido subir el tono, sin rehuir en ningún caso la confrontación más dura con la oposición. En especial, ante las palabras de VOX y el Partido Popular.

Iglesias acusó a Espinosa de los Monteros de querer un golpe de Estado y no atreverse

El primero en dar el paso fue, justamente, Pablo Iglesias, al acusar a la oposición de estar buscando una sublevación por parte de la Guardia Civil y a Espinosa de los Monteros (VOX) no dudó en señalarle de estar deseando un golpe de Estado pero no atreverse. Irene Montero (Podemos), actual ministra de Igualdad, ha mantenido la confrontación, incluso, elevando el tono de crispación, al acusar a las formaciones de ideología conservadora y ultra de llevar varias semanas “llamando a la insubordinación de las fuerzas del orden”, llegando a pedir al ejército que actúe asegurando que este es un Gobierno ilegítimo y criminal.

La ministra de Igualdad, que ha sido duramente criticada por llevar una pulsera con la bandera de la República en la mano, no ha dudado en justificar que en el mundo de la política es un acto de dignidad decirse las cosas a la cara a la hora de sostener sus múltiples acusaciones, que coinciden con las de la mayoría de los dirigentes de Unidas Podemos en términos generales, hacia VOX y el Partido Popular.

Duras palabras de Cayetana Álvarez de Toledo (PP) hacia Iglesias

Pero, la mecha definitiva de la dura confrontación ha tenido lugar la semana pasada cuando Cayetana Álvarez de Toledo (Partido Popular) no dudó en llamar “hijo de terrorista” al vicepresidente del Gobierno. Desde ese momento, el tono dialéctico de éste y de la formación morada ha ido aumentado en tono.

Montero lo tiene muy claro: hacer una comparación entre la extrema derecha con un político demócrata no tiene ningún sentido. Irene Montero, en su última entrevista en el espacio de “Los desayunos de TVE” no ha dudado en señalar que Abascal y Cayetana hacen un discurso incendiario, además de calificar al Gobierno votado en las urnas de criminal y diciendo que debe tomar el mando del mismo el jefe del Estado o un gobierno formado por técnicos donde se incluya a VOX o al Partido Popular. Parte del problema que no son capaces de asimilar es que están en la oposición e Irene Montero considera que los miembros del Gobierno no deben callarse ante esta auténtica campaña de crispación.

Tanto Irene Montero como otros miembros de Unidas Podemos no dudan en utilizar en sus críticas un mensaje de Rocío de Meer (VOX) en las redes sociales del pasado 19 de abril donde aseguraba que era el momento de recordarle al ejército que el Estado no es lo mismo que la nación.

Por esa razón, Irene Montero y sus compañeros de Podemos aseguran que desde VOX se está alentando a la sublevación y a la rebelión del ejército.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!