Semana complicada para el gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos. Aunque la crisis se ha notado por los desencuentros entre el MInisterio de Igualdad (Unidas Podemos) y el de Justicia (PSOE), el gobierno ha salido al paso dándole normalidad a este tipo de desacuerdos entre ministerios.

Sea como sea, la Ley de Libertad Sexual, con el Sí solo es Sí, saldrá hacia delante ya que no está en el ánimo de ningún sector del Gobierno lo contrario. El presidente Pedro Sánchez desde Bruselas la ha calificado de Ley que situará a España "en la vanguardia de la protección a la Mujer"

La nueva Ley retoma el borrador presentado en julio de 2018 por Irene Montero (Unidas Podemos).

En él, se proponían una serie de cambios necesarios para posicionarse en la la línea marcada por el convenio del consejo europeo, conocido como Convenio de Estambul del año 2014, que promueve la lucha contra la violencia sobre la mujer y también la violencia doméstica. Por otro lado, esta ley entra como avanzadilla a la renovación del Código Penal.

La premisa fundamental de la Ley del Ministerio de Igualdad es la fuerza del 'Sí'

El fundamento de la Ley parte de la base de que tan solo un "Sí" es la palabra que se entiende como consentimiento a un encuentro íntimo.

Todo lo demás está considerado como un "No", incluso el silencio, ya que la víctima puede estar bajo los efectos de cualquier sustancia que le impida ser consciente de lo que está sucediendo.

Además la Ley pretende desterrar la palabra abuso, y toda aquella relación íntima ejercida sin el consentimiento de la víctima será penada como agresión. Dicha reivindicación viene suscitada por las dos primeras sentencias dictadas en el caso de la violación múltiple de cinco hombres a una mujer en los Sanfermines del año 2016, caso conocido como el de La Manada, y en las que fueron condenados por abuso y no por agresión.

El clamor de la calle hizo intervenir al Tribunal Supremo que finalmente los condenó por un delito de agresión.

También esta Ley del Ministerio de Igualdad pretende incluir varios supuestos considerados como agravantes. Agresión en grupo, para los que la comenten y para los que la presencian como colaboradores necesarios. Agresión de la pareja o ex pareja, aunque no haya convivencia entre ellos. Víctimas que estén bajo el efecto de alguna sustancia tóxica y no sean conscientes de lo que esté ocurriendo y este supuesto sigue el protocolo de lo acordado en el Convenio de Estambul.

Y el acoso callejero, castigado con multas o trabajos a la comunidad, para quien haga "proposiciones con carácter intimidatorio en vía pública hacia la víctima".

La ley estará lista para el Día de la Mujer

La Ley impulsada por el Ministerio de Igualdad, y que el Gobierno ultima estará lista para el día 8 de marzo, el día de la mujer.

El "Yo sí te creo" además de ser una de las proclamas el 8 de marzo de 2019 es la afirmación de que la víctima no tendrá que ser cuestionada, como lo ha sido en muchas ocasiones, y hacerla culpable de algo de lo que no es más que la parte dañada. Así pues la Ley contempla la creación de un plan trasversal, con formación especial, para todos los profesionales que intervienen y están en contacto con la mujer agredida.

También la base de la judicatura incluirá cambios con la inclusión del "Yo sí te creo" en la política pública. De igual forma, se contempla la creación de más juzgados de violencia sobre la mujer y de una Fiscalía especializada en este tema. Por último, establece en el sistema educativo la introducción, desde los primeros cursos de primaria, de contenidos de que aborden la relaciones íntimas entre personas de forma sana, ya que es necesaria una educación basada en la igualdad de hombres y mujeres.

Este 8 de marzo será una fecha clave para el feminismo y parte de sus reivindicaciones. Las calles de todas las ciudades de España se teñirán de violeta y saldrán a las calles a exigir igualdad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!