Este domingo, 2 de febrero, Londres ha vuelto a ser víctima de un "incidente terrorista", como lo ha definido la Policía Metropolitana tras las primeras pesquisas. Cerca de las dos de la tarde, hora local, un individuo ha apuñalado a dos personas en el londinense barrio de Streatham. Según fuentes de la BBC, el supuesto agresor accedió a una tienda y empezó a atacar a los clientes con un cuchillo de forma arbitraria.

El presunto terrorista ha fallecido abatido a tiros por la policía mientras intentaba escapar corriendo por las calles de la capital británica. Una tercera persona habría resultado herida por cortes de cristales durante el tiroteo.

Dos de las tres víctimas se encuentran hospitalizadas, una de ellas en estado crítico. Las heridas de las otras dos no revisten gravedad.

Acordonada la zona en la que se ha producido el incidente

Streatham se encuentra en alerta máxima tras lo ocurrido hoy. Desde el primer momento se desplazaron hasta dicho barrio multitud de coches de policía, bomberos y sanitarios y se acordonó la zona, pidiendo a los vecinos que no salieran de sus casas, y al resto de londinenses que no se desplacen al lugar mientras se estén realizando las investigaciones.

La información de la que se dispone es que el supuesto agresor, que se encontraba bajo vigilancia policial tras salir de prisión recientemente, se llama Sudesh Amman, tiene 19 años de edad y durante el año 2019 entró en la cárcel por distribuir información para cometer atentados terroristas.

No es el primer suceso de estas características al que se enfrenta Londres en los últimos tiempos, pero no por ello el miedo entre la población es menor.

"De sentido común", han indicado agentes de Scotland Yard, debe ser la actitud con la que debe actuar la ciudadanía con las imágenes o vídeos que puedan llegar a sus móviles.

La propagación de según qué tipo de informaciones mediante las redes sociales pueden impedir el correcto desarrollo de la investigación.

El sospechoso tenía un dispositivo explosivo falso atado al cuerpo

En un comunicado difundido por la noche, el mencionado cuerpo policial ha asegurado que el hombre que la ha empredido a cuchilladas contra los clientes de una tienda tenía un dispositivo explosivo falso atado al cuerpo.

La policía lo ha matado en Streatham High Road, la principal calle comercial de este barrio situado al sur del Támesis. Luego, ha dicho que "el suceso" estaba "completamente controlado".

Varios testigos afirman que escucharon tres disparos. Otros relatan que el atacante llevaba un machete y cilindros plateados en torno a su pecho. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha dado las "gracias a los servicios de emergencia por responder al incidente en Streatham".

El pasado noviembre, la Policía Metropolitana abatió a tiros a un terrorista que intentó una masacre en el Puente de Londres.

El ataque acabó con dos muertos y tres heridos. En ese mismo lugar se produjo otro atentado hace dos años y medio.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!