A los 91 años de edad ha muerto uno de los personajes más importantes de la historia reciente de Egipto, Hosni Mubarak, el ex-presidente del país africano. El que fuera presidente del país desde el año 1981 hasta el 11 de febrero del año 2011, ha fallecido a los 91 años de edad, según han publicado varios medios locales como "Daily News Egypt" o "Al Yawm al Sabi".

Incluso, este último rotativo ha publicado la información sobre la muerte del ex-presidente y asegura que, aunque la familia del mandatario no se ha pronunciado ante estas informaciones, aunque uno de sus hijos, Alaa Mubarak, ya está recibiendo mensajes de condolencia ante el fallecimiento de su progenitor.

Este mismo lunes, Farid al Dib, abogado del ex-presidente egipcio, había comentado a varios medios que Mubarak llevaba casi un mes ingresado en un centro hospitalario en una unidad de cuidados intensivos. El ex-político tuvo que ser ingresado en cuidados intensivos tras haber sido sometido, el pasado mes de enero, a una cirugía intestinal en un hospital militar de su país. Dicha información también fue publicada en el periódico egipcio "Al Masri al Youm".

Su hijo Alaa confirmó que su padre había sido operado el pasado mes de enero y que estaba "estable" dentro de la gravedad de dicha operación. Durante los primeros días de febrero, uno de los nietos del ex-político llegó a subir una fotografía a la red social de Instagram una imagen del ex-presidente junto al mensaje "Con todo mi aprecio y amor", pero sin dar información sobre el estado de salud de su abuelo o sobre cómo había salido la operación.

Desde diciembre de 2018 no se había vuelto a ver al ex-político en público

Mubarak se vio obligado a abandonar el poder en medio de las manifestaciones masivas contra su sistema de Gobierno dentro de las movilizaciones conocidas como "la Primavera Árabe".

Desde entonces, ha tenido que hacer frente a varios juicios por corrupción, aunque en el año 2017 fue declarado absuelto de los cargos por un delito de complicidad del asesinato de varios de los manifestantes durante la represión de las protestas que tuvieron lugar contra su figura.

El ex-mandatario fue visto, por última vez, en el mes de diciembre del año 2018, cuando tuvo que testificar contra su sucesor, Mohamed Mursi, político islamista, que falleció el pasado año durante una comparecencia ante el tribunal de su país. Casualidades, los dos ex-mandatarios del país han fallecido con un año de diferencia dejando atrás el momento histórico reciente del país egipcio, con sus luces y sombras.

Para muchos, Mubarak fue un dictador.

Sigue la página Telecinco
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!