El viernes pasado, la sede del diario Okdiario fue objeto de la visita de la Policía Nacional, quien estaba realizando la búsqueda del pendrive perteneciente a la asesora de Pablo Iglesias, pero no fue hallado ni por el medio informativo ni por el cuerpo policial, por lo que los agentes no se llevaron nada, pero realizaron la prohibición de seguir publicando información que proceda del móvil de la asesora de Pablo Iglesias.

Según las informaciones que han suministrado fuentes policiales, la visita al medio se produjo buscando el respaldo del móvil sustraído a la colaboradora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, que se encontraría en el pendrive.

El contenido del móvil se encontró entre los documentos que le fueron incautados a José Villarejo, comisario jubilado de la policía.

Okdiario publicó en el 2016, unos días después de que Podemos estuviera en pleno auge e irrumpiera en el Congreso con 69 escaños, una información referente al supuesto financiamiento por parte del gobierno iraní a la organización liderada por Iglesias. Esta información no era oficial, pero se prestó a que se originara durante varios meses una polémica en torno a la misma.

Algunos partidos como el Partido Popular alimentaron esas sospechas al asegurar que estaban cerca de poder demostrar la financiación ilegal de Venezuela e Irán a la organización política Podemos.

Hasta el momento no ha podido ser demostrada esta sospecha, pero sí se realiza la investigación del informe fabricado en contra de Iglesias.

Las declaraciones que dio Villarejo como imputado

El comisario jubilado Villarejo, en la declaración que presentó el 29 de marzo en calidad de imputado en el caso Tándem por los documentos que se le encontraron sobre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó que él no había robado el móvil, sino que le fue entregada una copia de los datos que este contenía por medio de Alberto Pozas, director de Interviú.

Estos datos fueron entregados en un pendrive en la sede de la revista Interviú de forma anónima, según Villarejo, pero Alberto Pozas consideró que no podían ser publicados y se los hizo llegar al comisario.

Esta información había llegado posteriormente a una de las revistas del Grupo Zeta, tal como declaró Iglesias, y que Antonio Asensio, presidente del grupo, lo había llamado para hacerle entrega de la misma.

Alberto Pozas renunció a su cargo en la Moncloa

El mismo día que se estaba realizando la búsqueda del pendrive, Alberto Pozas presentó su renuncia como director general de Información General de la Moncloa, ya que considera que está siendo utilizado para realizar ataques al Gobierno y, por lo tanto, al presidente, en la investigación por espionaje al líder podemita. Esta renuncia se produce después de que Pozas haya sido citado para declarar como testigo en el caso Villarejo por el juez Manuel García-Castellón.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!