Tras la declaración dada por José Villarejo, en la Audiencia Nacional, su abogado ha declarado que el excomisario admitió haber participado de una acción de tipo policial, no política, en contra de Pablo Iglesias, asegurando que había obtenido información privada del móvil robado al podemita.

El juez decidió aprovechar el traslado de Villarejo, quien ya tiene un año en prisión como líder de una mafia policial y quien declaró en calidad de testigo en el caso del 11.M, para interrogarlo sobre el teléfono que le fue sustraído a una colaboradora de Podemos en el 2016.

En esta oportunidad, Pablo Iglesias, se presentó como parte perjudicada, obteniendo que el abogado de Villarejo le asegurara, que este no había hecho del conocimiento público ninguna información referente a la vida personal del líder de Podemos, negando que se hubiera realizado alguna operación política, como se ha dado a entender en algunos medios de comunicación, siendo estas las únicas declaraciones que dio.

Antes de dar por finalizada su declaración, el abogado dijo que Villarejo, no había participado en el robo de documentos ni físicos ni digitales, y mucho menos ha hecho del conocimiento público, datos referentes a la vida privada de Iglesias.

La información del teléfono robado a Pablo Iglesias

Hace un año, Dina Bousselham, que era asistente de Iglesias cuando este era eurodiputado, denunció el robo de un teléfono móvil, que contenía documentos de carácter privado. Este teléfono apareció cuando se hicieron los registros referentes al caso Tándem, en noviembre del año pasado y se está investigando la posible conexión que existe entre este teléfono y el ex comisario.

Existe la certeza que algunos de los mensajes que se encontraban en el móvil, fueron publicados en medios de comunicación, lo que da pie a que Podemos realice el señalamiento sobre el posible plan para atacar la reputación de Iglesias.

Podemos afirma que parte de este plan fue el Informe PISA (Pablo Iglesias Sociedad Anónima), que aseguran que fue el Ministerio del Interior quien lo encargó y que fue publicado en varios medios de comunicación. Este informe fue negado por el Ministerio.

Las declaraciones sobre el 11-M que no había dado antes

Villarejo envió varias cartas al juez, afirmando tener información relevante sobre el 11-M, específicamente sobre quienes fueron los autores intelectuales de la masacre, que pasados 15 años aún no había revelado. El interrogatorio fue realizado para conocer la información sobre el atentado en Madrid, pero el juez aprovechó para preguntar sobre el supuesto plan de espionaje que existía sobre Iglesias.

En todo momento, el ex comisario le ha quitado importancia a la información que tenía sobre Pablo Iglesias, reiterando que no fue una operación política, y que nunca participó en ninguna campaña, ni mucho menos en actos delictivos en contra del líder de Podemos.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!