La Guardia Civil ha solicitado de manera formal, la instalación de una caseta que tenga calefacción y baño, para poder cubrir las necesidades básicas de sus compañeros.

Los guardias no tienen ni donde hacer sus necesidades

Por el momento, la Unión de Guardia Civiles ya había logrado la instalación de un aseo portátil, junto a las puertas de la vivienda que más ampollas ha levantado en la política de este país en los últimos años.

El pasado mes de octubre, esta misma asociación había denunciado las condiciones con las que tenían que trabajar los agentes que deben vigilar la casa del líder de Podemos.

Anuncios
Anuncios

La instalación de esta caseta solo está pendiente de la autorización por parte de los mandos superiores de la propia Guardia Civil.

Hay que recordar que hay un equipo de vigilancia prestando un servicio de 24 horas a los dos políticos y en caso de tener la necesidad de ir al baño, debían solicitar a una de las patrullas de seguridad privada que hay por la zona que les relevasen.

Incluso el personal que trabaja en la casa, ha ofrecido en varias ocasiones a los agentes que si necesitan entrar en la casa para ir al baño, coger agua o cualquier cosa que necesiten, pueden hacerlo.

A diferencia de lo que ocurre en otras viviendas de la misma urbanización, en la vivienda de Irene Montero y Pablo Iglesias el personal puede disponer de todas las instalaciones de la casa sin problemas.

Hay pocos efectivos en los Ayuntamientos cercanos

Por el momento, se ha llevado a cabo la instalación de un aseo portátil en las cercanías de la entrada de la casa. La Asociación de los Guardias Civiles explica que, normalmente, cuando se aprueba un tipo de servicio de vigilancia de este tipo, se garantizan unas instalaciones donde pueden realizar sus necesidades fisiológicas o un local donde puedan protegerse del tiempo.

Anuncios

Se sabe que la Guardia Civil ha intentado instalar algo parecido, pero alguien por encima de la entidad no lo ha permitido, ni ha dado explicaciones del porqué de la negativa. Un aseo portátil ha sido adquirido gracias a las cuotas que pagan los miembros asociados a dicha Unión de Guardias Civiles.

Borja Lujan, actual concejal de seguridad de Galapagar, dice que colaboran de la misma manera que harían con otro vecino. Además, han solicitado más efectivos a la Guardia Civil para el Ayuntamiento de Galapagar y no han recibido respuesta todavía.

El servicio de la Guardia Civil, para garantizar la seguridad de la vivienda de Pablo Iglesias e Irene Montero resta efectivos a las localidades cercanas de Colmenarejo y de Galapagar, lo que podría significar un problema grave en un futuro próximo.

Haz clic para leer más