En el Consejo de Ministros será aprobada la modificación del Reglamento General de Circulación, en el que será reducido el límite de velocidad en las carreteras secundarias, de 100 a 90 km/h, que es donde se presentan más accidentes mortales. Esta medida es una de las muchas que se implementarán y que están incluidas en el paquete de modificaciones al reglamento, que está preparando la Dirección General de Tráfico (DGT).

Otros de los cambios que se aprobaran son: la disminución del límite de velocidad a 30 km/h en las calles de un solo carril; la reglamentación en el uso de vehículos alternativos de movilidad personal, como por ejemplo, el uso de patinetas; la obligatoriedad de la asistencia a clases por un mínimo de ocho horas, para poder obtener el carné de conducir; un sistema de puntaje para la actualización del carné, entre otras.

Anuncios

El objetivo primordial de estas modificaciones es crear un cambio en la conducta de los conductores y evitar que siga aumentando el número de víctimas mortales por accidentes de tránsito.

La DGT espera que la reducción en el límite de velocidad se haga efectiva a principios del año que viene, y se espera que en un plazo no mayor a 30 días se adapten todas las señales existentes.

El objetivo tras la reducción del límite de velocidad

El objetivo principal que busca la DGT, con la reducción a 90 km/h del límite de velocidad en todas las carreteras convencionales del país (las que tienen un solo carril por sentido), y que son las que tienen el 77 % de mortalidad por accidentes, es precisamente reducir ese número, ya que en la mayoría de los casos, el exceso de velocidad es el principal factor que influye a la hora de tener un accidente.

Este límite es solo para los conductores de Coches y motos, ya que la velocidad límite para que puedan circular los autobuses, camiones y furgonetas será de 80 km/h.

La reducción del límite de velocidad afectará a 7.000 kilómetros de carreteras convencionales, menos del 5 % de la infraestructura de carreteras del país, pero que representaría un 10 % en la reducción en los accidentes mortales.

La homologación de España con otros países europeos

Se espera que con la disminución en el límite de velocidad, España logre estar a la par de gran parte de los países europeos, que tienen como límite de velocidad 90 km/h.

Anuncios

Suecia es el país que tiene el límite de velocidad más bajo, de 70 km/h, mientras que Alemania, Austria, Irlanda, Polonia y Rumanía lo tienen en 100 km/h.