Una de las ideas mas fantasiosas que existen es que un buen automóvil es el que nunca hay que reparar. Sin embargo, esto es algo irreal, ya que es una máquina que tiene piezas construidas por seres humanos y de materiales que se desgastan y tienen una vida útil.

Para que un auto no se dañe hay que hacerle mantenimiento constante. Son varias las ciencias que han estudiado la vida útil de las cosas.

Cada elemento y material tiene una composición química y física y así como el cuerpo humano envejece las cosas también. Si reemplazamos los elementos que ya tienen mucho tiempo funcionando evitaremos quedarnos accidentados.

Propiedades del aceite de motor

Lo primero es analizar las propiedades del aceite de motor. Cada vehículo usa uno en particular y el nombre del aceite por lo general indica su viscosidad en frío y en caliente, es decir que un aceite 20w 50 indica que 20 es el valor para arranque en frío y 50 el valor máximo de la viscosidad del aceite cuando el motor esta caliente.

Este tema es más profundo, pero con una idea básica de lo elemental nuestro coche siempre estará sano. Lo ideal es agregarle el aceite que recomiende el fabricante, pero dependiendo del lugar donde vivimos. Si es un lugar muy frio el numero que acompaña a la W de invierno deberá ser lo más bajo posible para que cuando se encienda el coche, el aceite pueda ser bombeado al instante y proteja las piezas internas del motor contra el desgaste.

El arranque en frio es el que más daña los motores de combustión interna. Por eso es fundamental conocer bien que aceite le estamos colocando al automóvil. Otra manera de lograr que el coche no se dañe es revisando antes de salir de casa el nivel del aceite y del refrigerante o agua. Aunque los coches tienen sensores que indican cuando estos elementos están bajos de nivel es mejor estar seguros y no hay nada mejor que observar estos niveles con nuestros ojos, aunque nos quite unos 5 minutos nos ahorraremos muchos problemas.

La vida útil de un motor

Otra manera de alargar la vida útil del motor del coche es usándolo con eficiencia. Si nuestro empleo queda en un lugar donde todos los días hay mucho tráfico lo mejor será usar el transporte público, tren o metro. El manejar un coche constantemente en velocidad lenta y estar arrancando cada instante es bastante negativo para un motor ya que la temperatura se eleva debido a que no fluyen las corrientes de aire, el refrigerante y aceite del motor de gastan más rápido además de que el consumo de combustible aumenta drásticamente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más