Nada mejor que el olor de nuestro auto cuando estaba nuevo y lo acabábamos de comprar [VIDEO], pero con el paso del tiempo por los diferentes ambientes al que se le expone, las cosas que se derraman dentro y demás factores que afectan la limpieza de la tapicería, el olor que tiene hoy en día es otro completamente diferente. Aún cuando usamos ambientadores y lo llevamos a lavar constantemente, fácilmente los malos olores llegan nuevamente al estar arraigados en los asientos.

Asegúrate de mantener el auto limpio

Si hay niños pequeños en casa es aún más difícil mantener los autos siempre limpios y eso afecta el olor que se percibe dentro, en ocasiones el conductor habitual no se da cuenta del olor porque a diario se transporta en él y se acostumbra, pero cuando una persona extraña se monta en nuestro auto muchas veces nos da vergüenza que nos pregunten porque huele así el auto.

En el caso de las personas que son fumadores es mucho peor pues la nicotina es un olor dominante y muy desagradable. A pesar de ello hacer desaparecer los malos olores no es algo imposible de lograr.

Para lograr que los malos olores salgan para siempre de los carros es importante que en primer lugar se identifique el origen del mal olor, bien sea comidas derramadas, alcohol, cigarrillo, humedad o la suciedad que a veces se pega a los zapatos. También es importante revisar las ranuras de las puertas, el porta equipajes, debajo de los asientos y en cualquier rincón del automóvil ya que te sorprendería lo que puedes encontrar en esos lugares.

Cuando las personas acostumbran a comer en los autos eso llama la atención de insectos desagradables que se mudan a vivir allí y empeoran el estado del automóvil, será como transportarte en un basurero ambulante.

Identifica el origen del mal olor

Entre las fuentes más comunes del mal olor se encuentra el aire acondicionado por la humedad que se desprende de allí, para ello espolvorea bicarbonato de sodio sobre la superficie y déjalo permanecer así durante 24 horas, finalmente retirarlo usando una aspiradora y disfruta del nuevo aroma del auto.

Cuando la fuente del mal olor es desconocida lo mejor será entonces lavar y aspirar las alfombras y la tapicería con herramientas a vapor para una mejor acción. En cambio si el origen del problema es el cigarrillo asegúrese de mantener siempre los ceniceros limpios, almacenar allí la nicotina quemada puede ser la causa del olor tan fuerte, además será necesario rociar desodorante en aerosol por las ventanillas del aire acondicionado porque por allí se mete el humo del cigarro.