Tener mal aliento es algo completamente desagradable que nadie quiere experimentar, lo peor del caso es que la mayoría de las veces la persona que lo tiene no se da cuenta mientras todos a su alrededor lo saben. De verdad es una situación vergonzosa [VIDEO] difícil de atravesar.

Las causas de su existencia pueden variar y entre las más comunes están; los alimentos que consume una persona, el cigarrillo, problemas estomacales o enfermedades bucales sin tratamiento. Si ninguno de estos precedentes son responsables en tu caso entonces seguramente son las bacterias que se acumulan detrás de la lengua y entre los dientes.

Opciones para eliminar el mal aliento

Sabemos que puede ser aterrador para una persona tener mal aliento ahora mismo, si tienes la sospecha o estás seguro de ello aquí te traemos diferentes opciones para eliminarlo de inmediato y ponerle fin a esos días vergonzosos por culpa del mal aliento [VIDEO].

El primer ingrediente maravilloso para combatir su aparición es la canela que gracias al aceite que contiene en su composición química natural elimina las bacterias existentes en la boca. Solo deberás hervir una cucharada en una taza de agua y tomarlo como un té. Pero para una mayor efectividad úsalo además cada vez que cepilles tus dientes como un enjuague bucal. Tendrás un aliento fresco y agradable.

Otra excelente alternativa muy fácil de adquirir es el perejil, ya que la clorofila que contiene neutraliza el mal aliento, si quieres tomar esta opción mastica un poco de perejil o úntalo con vinagre y luego mastícalo por unos minutos.

Entre uno de los más populares para eliminar el mal aliento se podría considerar el limón, gracias a su ácido natural que elimina las bacterias e impide su aparición en la boca.

El limón tiene un olor extraordinario que lo caracteriza y que opaca al mal aliento al mismo tiempo que devuelve una sensación agradable a la boca. Puedes aprovechar sus propiedades al usarlo como un enjuague bucal luego de mezclarlo con agua o tomarlo como un té.

Otro eliminador de bacterias es el bicarbonato de sodio, además contribuye a nivelar los ácidos presentes en la mucosa bucal para evitar la aparición del mal aliento. También elimina esas molestas bacterias al mezclar 1 cucharada en un vaso de agua y enjuagarse la boca cada mañana. Lo puedes usar también al cepillarte los dientes aplicándolo directamente a la pasta de dientes logrando una limpieza más profunda, pero solamente una vez por semana.

Exprésate con libertad

Gracias a estas herramientas muchos han eliminado de su boca esa pesadilla y ahora tienen un aliento fresco, además puedes conseguir en casa cada uno de estos elementos para que desaparezca esa desagradable condición.