Los ministros Méndez de Vigo y Catalá apuestan por alargar el 155 si el candidato independentista no puede ejercer desde la Generalitat.

Más amenazas con el 155

El presidente del PP de Cataluña, Xavier García Albiol, ha afirmado que si se acaba optando por el número dos de Junts per Catalunya (JxCAT), Jordi Sánchez, como candidato a la investidura, haría que se aprobara un nuevo 155 de una intensidad superior si cabe.

El dirigente del PP Catalán reclama que Cataluña necesita un gobierno normal, con un Presidente de la Generalitat que pueda gobernar con normalidad. Normalidad quiere decir, abandonando las ideas y pensamientos por lo que han sido votados por una mayoría de catalanes.

Méndez de Vigo y Catalá alargarían el 155

Los dos ministros del Gobierno Español han advertido este miércoles que su ajecutivo podría mantener activado el 155 si el Parlamento de Cataluña intenta investir a Jordi Sánchez. Iñigo Méndez de Vigo, ha insistido que, si no hay un gobierno de la Generalitat legalmente constituido, el 155 continuaría.

Rafael Catalá también se ha expresado en esa dirección insistiendo en una normalidad para poder ejercer las funciones del gobieno de la Generalitat y apostando por endurecer la medida, como defiende el por ahora presidente del Partido Popular en Cataluña, Xavier García Albiol. Pretendiendo con estas amenazas influir directamente en una investidura que, si fuera por el número de votos y escaños de los resultados de las últimas elecciones en el Parlament de Cataluña, no tendria fuerza alguna.

Como es obvio, no se puede cambiar lo que el pueblo, a través de unas elecciones que fueron impuestas por el Gobierno Español, eligió. Por muchos recursos que puedas llegar a tener como Estado porque esto no es democracia, a esto se le llama autoritarismo y en un país que está en la Unión Europea no se puede tolerar.

Si el Parlamento Catalán [VIDEO] acepta el marco constitucional no puede seguir la hoja de ruta por la fue votado, encontrándose así, en una encrucijada. Se hace caso al Estado español o al pueblo que te ha encomendado un mandato claro en todas las últimas elecciones con una mayoría absoluta en el Parlamento de Cataluña.

El diálogo es el único camino posible para llegar a una solución definitiva en Cataluña, y para España. Pero este es un trabajo que tienen que hacer los políticos y con política. Dilatar más el problema no beneficiará a ninguna de las partes.