Cuando volvamos de las vacaciones de Navidad, nos vamos a encontrar con una importante ausencia en el panorama político español: Pablo Iglesias, el líder de Podemos, ha decidido tomarse tres meses de baja por paternidad -que se iniciarán tras la noche de Navidad- y no volverá a la política hasta el próximo mes de marzo del 2019, si todo sigue como hasta ahora.

El líder de Podemos compartirá el permiso con su pareja

Por otro lado, su compañera de partido y madre de sus dos hijos, Irene Montero, está a punto de terminar su baja por maternidad y volverá al trabajo en unos pocos días sustituyendo a Pablo en las funciones principales del partido.

Anuncios

Hay que recordar que fueron padres el pasado 3 de julio después del nacimiento prematuro -casi tres meses antes de la fecha prevista- de sus dos hijos varones y los bebés se vieron obligados a pasar varios meses en el Hospital -e, incluso, estuvieron en riesgo sus vidas- aunque desde finales de septiembre están ya en la casa familiar.

Iglesias ya había consumido el mes de permiso por ser padre que le correspondía propiamente; pero, al haber tenido dos hijos al mismo tiempo y de manera prematura, Irene Montero tenía seis meses de baja por maternidad o lactancia; pero, ha decidido ceder la mitad a su compañero. En un primer momento, Pablo Iglesias va a estar fuera de la actividad política hasta el próximo mes de marzo.

Pablo estará pendiente de unas posibles elecciones generales

Pero sí, finalmente, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tomase la decisión de adelantar las elecciones generales, podría adelantar su vuelta a la vida pública (dependerá de lo que suceda con los Presupuestos). En algunos sectores ya se ha criticado la decisión de Pablo Iglesias de compartir el derecho a la baja por paternidad con su pareja. Consideran que debería ser Irene la que emplease esos seis meses enteros para estar con sus pequeños.

Anuncios

Otro sector aplaude la decisión, como un paso más hacia la igualdad real entre hombres y mujeres; y en la tan deseada conciliación familiar.

Hay que recordar que la pareja tuvo a sus hijos mucho antes de la fecha prevista y han sido criticados por varios hechos desde que se hiciera oficial su relación: el ascenso de Irene Montero en el partido y el descenso de Tania Sánchez (ex-pareja de Pablo Iglesias), la compra de un chalet en la Sierra cuando anunciaron que iban a ser padres, el referéndum que organizaron con los seguidores del partido...