En torno a un millón de personas se han concentrado en la Diagonal de Barcelona según la Guardia Urbana, en una marcha convocada por Òmnium Cultural y la Assembla Nacional Catalana (ANC).

El acto ha comenzado con la ofrenda floral en el monumento a Rafael Casanova, icono del catalanismo, al que no han acudido representantes de Ciudadanos ni del Partido Popular. La marcha ha transcurrido desde la Plaza Glòries hasta el Palau Reial, donde estaba preparado el escenario para los discursos finales de la manifestación.

Según los organizadores, 1.500 autobuses han llevado manifestantes desde diversos puntos de Cataluña hasta Barcelona y se han vendido 270.000 camisetas a modo de merchandising independentista.

Este 11 de septiembre los protagonistas han sido los políticos soberanistas presos, como el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; y los que se encuentran fuera de España por miedo a las represalias tras el referéndum del pasado 1 de octubre, como la exdiputada de la CUP Anna Gabriel (CUP) y el propio expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

El Vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha querido recordar al presidente la organización, que lleva casi un año en prisión. "Nadie conseguirá romper nuestra sociedad, queremos república y somos un solo pueblo", ha afirmado.

También han sido numerosas voces las que han señalado al Estado español. "Le pido al presidente Sánchez y a la población de España, por favor, apliquemos la máxima inteligencia política, escuchemos a la gente, no puede ser que haya presos políticos y exiliados”, ha dicho el presidente de la Generalitat Quim Torra.

Por su parte, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzié, ha denunciado “que estamos ante un Estado que para reprimir la independencia está dispuesto a vulnerar derechos fundamentales”.

Ada Colau sorprende en la Diada

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha sorprendido a los asistentes durante la ofrenda floral al llevar en la solapa de su chaqueta un lazo amarillo. Los independentistas utilizan este símbolo para reivindicar la libertad de los políticos independentistas presos.

Colau también ha hecho referencia a Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, al que ha descrito como “un hombre de cultura y de paz”. Y aunque la alcaldesa ha asistido a la ofrenda floral, ha querido aclarar que no acudiría a la manifestación de la Diada de este año, pues la tacha de ser una “clara apuesta por la vía unilateral”.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!