Quim Torra, el actual presidente de la Generalitat envió una carta al ministro Fernando Grande Marlaska, con referencia a las últimas actuaciones de los Cuerpos de Seguridad del Estado ante los hechos ocurridos en Catalunya. Torra exige que se tomen las medidas disciplinarias correspondientes por la presuntas agresiones por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional a dos diputados y un periodista el pasado mes.

La carta expresaba su incomodidad, porque dichos hechos han causado una controversia interna entre los miembros de los cuerpos policiales y estatales. Además reclama la intervención del ministerio del Interior.

Quim Torra hizo una referencia puntual al caso del periodista Jordi Borràs, quien fue agredido por parte de un agente policial que pertenecía a la brigada de Información.

Torra exige que se acabe el abuso por parte de los cuerpos de seguridad del Estado

Torra también recalcó las denuncias que se hicieron a los diputados Josep María Jove y Jenn Díaz respectivamente. Ambos relataron que habían sido acosados verbalmente por otro agente de la brigada de información. Cabe destacar que ambos eventos ocurrieron en las afueras de la comisaría por la vía Laietana.

Otro aspecto que tocaba el dirigente es que se ejecuten las sanciones respectivas a las 14 personas que violentaron la seguridad de los Mossos d'Esquadra y se juntaron para eliminar los lazos amarillos y otra publicidad que se habían colocado en Tarragona.

Torra enfatizó que en esos hechos tienen que ser repudiados ya que entre ese grupo se encontraban agentes de la Guardia Civil.

Torra exige que comiencen las prohibiciones

Quim Torra exige abiertamente que se imponga la prohibición de emplear armas y de exhibir las insignias policiales sin razón. También hizo una petición de que los policías se limiten en participar en actos públicos o cualquier otro tipo de manifestación y recalcó que ya basta de impunidad.

Pide al Ministerio del Interior que se discipline a los funcionarios que utilicen sus privilegios para atropellar los derechos humanos de los ciudadanos.

La polémica carta fue entregada hace varios días a la delegación de Gobierno en Cataluña, presidida por Teresa Cunillera, quien no emitió respuesta alguna.

Por esta razón, Torra tomó la radical decisión de enviársela directamente al despacho del Ministro. La misiva iba dirigida con carácter de urgencia. Expresó que es necesario ponerle fin a la escalada de violencia que a su parecer está alterando la tranquilidad de Cataluña. Hasta el momento no se conoce respuesta por parte del ministerio, ni se han emitido declaraciones por parte de ningún representante de esa institución.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!