Muchas especulaciones se han manejado alrededor del caso de Pablo Llarena. Tal es así que ha causado toda una controversia entre los principales representantes del gobierno, jueces e incluso la ciudadanía. El presidente del gobierno Pedro Sánchez, que se encuentra actualmente en un tour por latinoamérica , respondió a una serie de preguntas en una rueda de prensa en Santiago de Chile junto al presidente Sebastián Piñera.

Opinó que el caso de Llarena no es un asunto privado, sino que afecta directo al Estado.

Es por ello que todo el Estado tiene el deber de defender la soberanía jurisdiccional. Además, ratificó su posición para defender a Llarena ante la bochornosa demanda civil que le fue impuesta por el expresidente Puigdemont.

Sánchez insiste en que el gobierno ha escuchado en todo momento a los jueces y "Hemos ido atendiéndolos siempre de manera positiva", a cada uno de los requerimientos que se han planteado en este juicio. En sus declaraciones el actual presidente español, declaró que el Estado en todo momento defenderá los intereses de la nación y que no cambiará de opinión en lo referente a las políticas del España.

Sánchez aprovechó la rueda de prensa para defender a la Fiscalía

El presidente Sánchez aprovechó la oportunidad para tratar otros temas. Entre ellos está el caso de la retirada de los lazos amarillos y pidió públicamente que continúen la investigación contra los Mossos. Resaltó que es necesario que se identifique a las personas que retiraron los lazos. Además expresó que "La Fiscalía es autónoma y, en consecuencia, lo que hace el gobierno de España es respetar la autonomía de la Fiscalía", Sánchez considera que la Fiscalía está en todo su derecho de llegar hasta las últimas consecuencias en este caso y otros casos.

Dolores Delgado también hizo sus declaraciones

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, apenas se dieron a conocer las primeras noticias del caso, no tardó en dar sus impresiones. Delgado emitió un comunicado donde difiere de las opinión del Sánchez y piensa que el caso es de "carácter privado ajeno a su función" señalando que el Estado no tiene por qué intervenir. Cabe destacar que estas declaraciones se dieron el pasado lunes, cuando aún Sánchez no había dado la rueda de prensa.

El pasado jueves, Delgado lanzó una nota sosteniendo que era un caso de carácter privado y anunció que se contrató a un despacho de abogados en Bélgica. Por supuesto al expresidente Puigdemont no le causó agrado la actuación y declaró que "sentará un precedente gravísimo", si la defensa queda a cargo de algún Magistrado del Tribunal Supremo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!