En el 2008 se hizo una encuesta nacional a todos los ciudadanos, en la cual solo el 0,8% de los españoles se preocupaban por la corrupción. Para el 2018 se volvió hacer otra encuesta y para la sorpresa de muchos, hubo un increíble aumento llegando hasta un 45%. Esto a pesar de haber leyes impuestas por el gobierno español para evitar la corrupción.

Hace 10 años se comenzaron a acumular las noticias vinculadas a las investigaciones de los políticos implicados en corrupción. Asimismo, el caos por dicho problema se ha propagado de forma veloz por el número de políticos que causan sospechas.

Debido a estos hechos, se ha generado cierta sensación de inseguridad al pueblo español, por lo que muchos llegan a pensar que los cargos políticos solo sirven para cometer hechos ilícitos y aprovechar la económica del país para sus intereses propios.

En el 2012 el índice de la Organización Transparencia Internacional situó a España en el número 30 de los países más corruptos del mundo, debajo de los países como Botsuana, Qatar o Bahamas.

Superación de la corrupción en los últimos 10 años en España

En el 2008, solo el 0,8% de los españoles se preocupaban de la corrupción, fraude y clase política. Hoy en día es un problema principal del país que afecta a toda la nación. Jesús Lizcano, presidente de la Transparencia Internacional España, confirma el puesto del país español ante el ranking mundial de la corrupción.

Indica que, en los últimos años, el problema que ahora preocupa a muchos crece de forma progresiva y significativa. Asimismo, causa una negativa percepción para los ciudadanos y para todos en general.

Para 2014 hubo una consecuencia del grave problema. Por tal motivo, el diputado Jordi Cañas, renunció a su cargo como portavoz de Parlament por fraude fiscal. Además, su entonces cuñado había montado una trama de facturas falsas que vinculan a la empresa en la que Cañas había sido el administrador. Sus palabras fueron “Renuncié.

Si queríamos elevar la exigencia, era lo que había que hacer”.

Leyes para evitar la corrupción en España

El gobierno de Pedro Sánchez se encuentra en una incansable lucha para contrarrestar la corrupción. Cada vez es más difícil luchar contra los políticos corruptos, por lo que el gobierno español ha decidido implementar medidas que puedan ratificar por completo o reducir el índice del problema que afecta al país.

Actualmente, el gobierno español está debatiendo una ley combinada contra la corrupción y protección al denunciante. Asimismo, España busca dar eficacia a cada una de las leyes impuestas aunque consideran que la problemática no es algo que se acabe en poco tiempo.

Según el análisis llevado a cabo por la coalición de ONG de la lucha activa contra la corrupción, la propuesta no cumpliría con los objetivos previstos de manera adecuada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!