La dimisión de Màxim Huerta como ministro de Cultura tras conocerse a través de El Confidencial que abonó una multa por fraude fiscal ha desatado diversas reacciones entre la clase política. Ione Belarra, Portavoz Adjunta de Podemos en el Congreso de los Diputados ha señalado que tras conocerse la información publicada en el medio digital Màxim Huerta no tenía intención de dimitir; sin embargo, durante la jornada de hoy "la presión que hemos ejercido" ha culminado con la dimisión. Dado, que según Ibarra, el ya ex ministro de Cultura es un "defraudador fiscal"; por tanto, no podía formar parte de un gobierno que "quiere ser un gobierno de regeneración y de cambio político".

En esta línea, Belarra ha argumentado la satisfacción de la formación morada por la presión que se ha ejercido durante el día para conseguir la dimisión de Huerta como ministro de Cultura. "Estamos convencidos de que un gobierno que ha salido de la moción de censura al gobierno de M. Rajoy, que estaba envuelto en multitud de tramas de corrupción tiene que ser un gobierno que tenga un compromiso firme con esa regeneración". Por tanto, esa dimisión "tenía que ocurrir y lo más que se puede decir es que ha sido lo que tenía que ser".

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!