El viaje oficial que está llevando a cabo en Cataluña el Rey de España, Felipe VI, se ha encontrado con el rechazo popular en las calles catalanes, en algunos de los casos con una especial virulencia. Esta jornada regia estaba destinada para todo se desarrollase bajo los cauces de convivencia en la entrega de los premios de la Princesa de Gerona en la localidad gerundense de Vilablareix. En un acto en el que no ha habido la presencia de ningún miembro del gobierno catalán. En donde el Rey de España ha estado acompañado por el nuevo ministro de Ciencias, al astronauta Pedro Duque.

Horas antes de que empezase este evento social, se ha incrementado la presencia de los cuerpos policiales en la zona.

Hasta el punto de que se ha blindado algunas localidades colindantes por parte de las fuerzas de seguridad, como por ejemplo en el Espai Más Marroch de Vilablareix. En donde se han concentrado un buen número de ciudadanos con la intención de mostrar su total rechazo a la visita real. Por otra parte, en otras villas colindantes se ha producido fuertes protestas a favor de las posturas de la independencia de Cataluña y en contra de la presencia real. Aunque sin que se hayan producido incidentes de especial relevancia.

Enfrentamientos entre españolista e independentistas

Ya por la tarde, es cuando se han generado las primeras fricciones al producirse enfrentamientos entre los defensores de las posturas nacionales y españolistas.

Estos últimos han dado la réplica en algunas poblaciones de la comarca al aparecer con banderas constitucionales y lanzar proclamas a favor de la presencia de Felipe VI en tierras catalanas.

Un hecho que se está repitiendo en muchas poblaciones catalanas durante los últimos días y que pueden provocar alguna que otra incidencia de mayor relevancia, tal y como están apuntando algunos comentaristas políticos.

En lo que puede ser el detonante de un agravamiento de las relaciones en la sociedad catalana, tal y como se evidencia con las últimas protestas por parte de los comités en defensa de la república. En donde la presencia de la CUP es muy relevante.

Sin representación oficial por parte de las autoridades catalanas

En cualquier caso, este viaje tan polémico por parte del Rey de España se ha celebrado sin el apoyo de las instituciones catalanas y miembros de las más altas instancias de esta comunidad autónoma. Hasta el punto que en algunos casos han liderado las protestas sociales en contra de la monarquía española. Con muchas localidades completamente blindadas por parte de la policía ante los gritos de buena parte de la población de “no queremos a los Borbones en Cataluña”.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!