Pedro Sánchez dio unas declaraciones en donde comentó que no está planteado un referéndum de autodeterminación y negó la existencia de presos políticos en España. El conflicto catalán no deja de ser noticia en los principales diarios españoles e internacionales. Este 27 de junio se vivió una polémica en Washington, donde Quim Torra y Pedro Morenés tuvieron una confrontación. Morenés es el embajador de España en Estados Unidos. Los dos no dejaron de comentar sus visiones antagónicas de la crisis catalana y debido a esto Torra decidió abandonar el evento.

No habrá referéndum

Sin embargo, este jueves Pedro Sánchez no quiso dar declaraciones sobre esta confrontación.

Alegó que no podía emitir comentarios al respecto puesto que no escucho, ni ha Torra, ni a Morenés. No obstante, no perdió la oportunidad para sentar su posición de cara a su reunión con Torra el próximo 9 de julio.

El presidente recalcó que no está planteado un referéndum de autodeterminación en Cataluña y comentó que sigue la misma política planteada por la administración anterior. Lo cierto es que el nuevo presidente de España ha mantenido esta oposición con respecto a Cataluña desde que se encontraba en la oposición. Para el mandatario lo más importante en estos momentos es bajar el nivel de conflictividad y para eso espera lograr un diálogo propositivo con Torra, parecido a su reunión con Iñigo Urkullu.

Sánchez, precisó que no utilizará el agravio territorial para entrar en el debate con Torra. Evitar la confrontación es su principal objetivo. El presidente comentó que tocará temas como la sanidad, el empleo, la educación, el restablecimiento de las instituciones y los lazos políticos entre los catalanes y los españoles.

Para él la crisis política catalana se debe de solucionar desde la política.

“No hay presos políticos en España”

El presidente también fue enfático en la cuestión de los presos políticos. En su declaración informó que en España no existan presos políticos y comentó que la democracia española es homóloga a las democracias de la Unión Europea.

Por esto el ejecutivo actúa y actuará bajo parámetros democráticos con respecto a la crisis catalana, evitando entrar en cualquier escenario de confrontación. Para el mandatario lo que existe en Cataluña es una crisis política que se debe de solucionar.

Estas declaraciones fueron apoyadas por la vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, quien recalcó que no existen presos políticos y que se debe de evitar decir este tipo de cosas en el exterior, debido a que eso perjudica la imagen de España en otras latitudes. Sin embargo, Calvo tampoco emitió declaraciones con respecto al discurso de Morenés.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!