En medio de una de las crisis políticas más agudas de su historia, Venezuela realizó el domingo 20 de mayo unas elecciones presidenciales convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente. En la contienda electoral midieron fuerzas por parte del partido oficialista el presidente y candidato a la reelección Nicolás Maduro, en el bando opositor el candidato del partido ‘Avanzada Progresista’ Henry Falcón y el candidato independentista, el pastor evangélico Javier Bertucci.

El mundo entero se había pronunciado, de manera prácticamente unánime, en contra de esta convocatoria, por presentar ‘evidencias de vicios durante el proceso’ y haber irregularidades denunciadas por parte de la coalición opositora.

Según el último boletín emitido por parte del Consejo Nacional Electoral, el presidente Nicolás Maduro fue reelecto con 6.190.612 votos, le siguió Henry Falcón con 1.917.036 y luego Javier Bertucci con 988.761 votos.

España no reconoce los resultados de estas elecciones

Las reacciones no se hicieron esperar por parte del Gobierno español. El presidente Mariano Rajoy ha sido claro al indicar que no reconocen unas elecciones en las cuales no se han cumplido los parámetros democráticos necesarios para garantizar la voluntad del pueblo. Adicionalmente, indicó en su cuenta de twitter: ‘España y sus socios de la Comunidad Europea estudiarán las medidas oportunas y aplicarán las sanciones necesarias, con la finalidad de ayudar al pueblo venezolano, a salir de esta crisis que los aqueja’.

Los expresidentes españoles José María Aznar y Felipe González conjunto a otros 21 exmandatarios han denunciado el fraude perpetrado al considerar los comicios como una ‘farsa electoral’. De igual forma, exhortan a la comunidad internacional a que rechacen estas elecciones y retiren sus embajadores del país caribeño, como medida de presión.

Estados Unidos rechaza el fraude y exige a Maduro volver a la democracia

La reacción por parte del Gobierno estadounidense no se ha hecho esperar. El secretario del Departamento de Estado Mike Pompeo declaró: Estados Unidos velará por la restauración de la democracia en Venezuela. Se aplicarán sanciones económicas hacia aquellas personas vinculadas al gobierno de Maduro e involucradas en casos de corrupción y narcotráfico, para agilizar la liberación del pueblo venezolano.

Por su parte, el presidente Estadounidense, Donald Trump le exige al Presidente venezolano Maduro que restaure el hilo constitucional y democrático. Esto, en vista de que su reelección presidencial está seriamente cuestionada por las irregularidades que envuelven el proceso electoral. Señaló que el gobierno venezolano enfrenta el aislamiento internacional, debido a la cantidad de países que han desconocido la reelección de Maduro.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!