Eduardo Zaplana Hernández-Soro, de 62 años ha ostentado durante muchos años diversos cargos como representante del Partido Popular. Entre ellos el de alcalde de Benidorm y presidente de la Generalitat Valenciana. A nivel nacional fue ministro de Trabajo, durante la gestión de Aznar y portavoz del PP en el Congreso.

En el año 2008 se alejó de la política y de la escena pública, hasta que este martes por la mañana fuera detenido. El mismo año en el que abandonó los cargos políticos fundó una empresa dedicada al asesoramiento legal y comercial llamada Decuria Consulting.

Hasta que se conociera su procesamiento por posibles delitos de cohecho y blanqueo de capitales, trabajaba como Secretario General Adjunto de Telefónica.

Empresa que ayer mismo lo ha suspendido inmediatamente, apenas horas después de conocerse su detención. Según el mismo Laplana expresó en algunas entrevistas, su gestión como presidente de la Comunidad Valenciana había sido la mejor.

Sus declaraciones públicas, expresando que la justicia nunca lo había investigado aún resuenan en la sociedad española. Al igual que lo hacen las conversaciones que mantuvo con Ignacio González y que también salieron a la luz hace dos años.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!