Era un secreto a voces y que se ha visto reflejado en innumerables libros que se han escrito sobre la monarquía española. Pero ahora el cerco se está estrechando hasta el punto de comprometer su propia supervivencia. En una información muy rigurosa que acaba de aparecer en el digital Público se pone de manifiesto que la fortuna del Rey Juan Carlos I [VIDEO] proviene de las comisiones que habría recibido por parte del gobierno despótico de Arabia Saudí. En concreto, se constata que el capital que maneja el rey emérito es de al menos dos mil millones de euros provienen de estos fondos en el Oriente Medio.

No en vano, según la prestigiosa revista Forbes la fortuna del Borbón está cuantificada en los niveles apuntados hasta erigirse en uno de los hombres más ricos del planeta.

Pero la clave reside desde donde han salido estas importantes cantidades de dinero. Pues bien en las informaciones del digital madrileño se apunta a que el padre de Felipe VI cobra entre 1 y 2 dólares por cada barril de petróleo con los que España compra a la monarquía feudal de Arabia Saudí.

Fortuna real que no tributa en España

Desde luego que la incalculable fortuna personal del rey emérito no está teniendo ninguna clase de control en el Congreso de los Diputados. A pesar de que algunos grupos políticos han demandado esta clase de información en los debates parlamentarios. Porque se tiene la seria sospecha de que ese dinero tampoco tributa en España.

Sino que por el contrario, está en cuentas secretas suizas, incluso a nombre de algunos de sus familiares más directos. En este sentido, el grupo Unidos Podemos llegó a plantear la pregunta de si el Rey Felipe VI era uno de los beneficiados de un producto financiero de estas características.

Otras escandalosas comisiones reales

Son más las operaciones de donde vendría la enorme fortuna personal del monarca español. Una de ellas provendría de la realización del AVE a La Meca, y en donde Don Juan Carlos tuvo la ayuda de intermediación de su amante Corinna [VIDEO], que también habría tenido un precio por las labores realizados ante la monarquía del Golfo Pérsico.

Otro de las operaciones en la que estaría involucrado el anterior Rey de España tendría como destinataria la empresa petrolera Lukoil. Se trata de una compañía rusa con grandes vínculos con el presidente Putin y de la que habría recibido un cargo de 30 millones en efectivos, tal y como avanzan las informaciones del diario Público. En un escándalo que puede tener unos efectos letales de la monarquía española.