Miles de personas se manifestaron ayer por todo el país para defender el sistema público de pensiones y pedir mejores prestaciones. Se calcula que en Madrid se concentraron unas 40.000 personas, cuya marcha se inició en la Puerta del Sol y continuó por la calle Carretas hasta llegar a la plaza de las Cortes, en donde se encuentra el Congreso de los Diputados.

Los manifestantes también pidieron la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida popularmente desde hace casi tres años como "Ley mordaza", en favor de la libertad de expresión.

"Libertad de expresión y derecho a la pensión" o "Nos roban las pensiones y nos amordazan" fueron los lemas más destacables de la manifestación coordinada por la plataforma "No somos delito" y la coordinadora estatal por la defensa de las pensiones.

En el resto del país la situación ha sido parecida, ya que en varias ciudades miles de personas se han concentrado para quejarse del estado de las pensiones.

La manifestación más destacada tuvo lugar en Bilbao a las 18:00, en donde, según fuentes municipales, asistieron al menos 115.000 personas movilizadas por la iniciativa de diversas asociaciones de jubilados, pensionistas y viudas de Bizkaia. En otras ciudades del País vasco y Navarra, como Donostia, Vitoria y Pamplona también se han dado concentraciones de tamaño considerable en las que tanto personas mayores como de mediana edad e incluso jóvenes, han querido apoyar una iniciativa que busca expresar un descontento generalizado en torno al empeoramiento de las pensiones y a esa escasa subida del 0,25% planteado por el actual Gobierno de España.

Algunas de las pancartas expresaban el deseo de que las pensiones sean dignas y lleguen al menos a los 1.080 euros mensuales y la petición, de crear una institución independiente que se encargue de gestionar la seguridad social.

En Donostia, unas 20.000 personas llegadas desde toda Gipuzkoa, también pidieron unas pensiones públicas y dignas, además de unos sueldos igualmente dignos para los trabajadores a fin de que el sistema de pensiones pueda mantenerse.

En Pamplona, la cifra de manifestantes raba cifras similares, según fuentes municipales, entre 20.000 y 15.000. Se pudieron observar pancartas que calificaban de "vergonzosa" la subida del 0,25% de las pensiones, así como la pérdida progresiva del poder adquisitivo de este colectivo, la cual es una visión compartida por una gran cantidad de jóvenes que también se echaron a las calles en muestra de apoyo a los más mayores.

En la capital alavesa, Vitoria, las cifras también fueron similares a éstos dos últimos, siendo aproximadamente 15.000 personas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más