El centro de Barcelona ha sido testigo de unos duros enfrentamientos entre los manifestantes independentistas y los Mossos D'Esquadra. Con un balance, por el momento, de cerca de 100 heridos de mayor o menor consideración, como consecuencia de la detención del ex presidente del gobierno catalán Carles Puigdemont en terreno de Alemania. En algunos momentos los concentrados han rebasado las líneas de seguridad formadas por las fuerzas de mantener el orden en Cataluña, en donde incluso se ha llegado a vivir en encarnizadas peleas entre ambos lados.

Un escenario que hacía muchos años que no se vivía en la geografía española y que según expertos analistas se pueden recrudecer durante los próximos días. Con el temor que pueda desatarse un enfrentamiento civil en toda regla. Hasta el punto que los agentes sociales están convocando nuevas jornadas de protesta para los próximos días en toda la geografía catalana. En donde no puede descartarse que puedan generarse más graves alteraciones del orden en buena parte de los puntos calientes de esta área geográfica.

Se incrementan las medidas de seguridad en los políticos

Algunos políticos ya han recibidos amenazas contra su integridad física. Y que incluso han alcanzado al juez Llarena que tiene una casa de campo en Gerona. Como consecuencia de estas acciones, se han reforzado los servicios de vigilancia hacia políticos de Ciudadanos, Partido Socialista de Cataluña y Partido Popular, que a partir de hoy mismo dispondrán de mayores dispositivos para que vigilen su seguridad.

Algunas de las personas que han podido presenciar algunas de estas concentraciones en la Ciudad Condal han indicado que la situación era pre revolucionaria, con la presencia de un fuerte elemento humano en las calles. En este sentido, se han formado barricadas con contenedores y hasta toda clase de lanzamientos de objetos que han impactado en los Mossos D'Esquadra hasta bien avanzada la noche.

Retrasmisión de los hechos por la Sexta

La cobertura informativa de estos acontecimientos ha tenido un tratamiento totalmente diferente por parte de las cadenas de televisión.

Por una parte, desde La Sexta se han enviado las imágenes en directo de los duros enfrentamientos entre manifestantes y los cuerpos de seguridad autonómicos. Mientras que otro lado, el apagón informativo ha sido la tónica general de los servicios informativos de Televisión Española. Sin dar ninguna clase de cobertura a estos graves incidentes en las calles de la capital de Cataluña.

Los bomberos también han tenido que hacer acto de presencia para apagar varios contenedores quemados en las calles del centro, miientras que una sonada cacerolada se ha podido escuchar en buena parte de los balcones barcelonenses y que ha encontrado respuesta en mucha de la gente de la calle.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más