Hoy, Kehinde Wiley y Amy Sherald se convirtieron en los primeros artistas negros en crear retratos oficiales, comisionados por el Smithsonian, de un ex Presidente y Primera Dama. Los retratos de los #Obama se exponen desde el martes 13 de febrero en la galería presidencial de la National Portrait Gallery de Washington.

"Y #Michelle y yo nos unimos a nuestros distinguidos predecesores y a miles de nuestros conciudadanos en las paredes de la Galería Smithsonian National Portrait", señala Obama en un comunicado.

Obama señala que en calidad de ex presidente cuando se opta por "un artista para describir tu imagen, tienes la oportunidad de dar forma, literalmente, a cómo alguien ve la oficina de la presidencia estadounidense.

Y cómo podrían verse a sí mismos en esa presidencia".

Nexo

Kehinde Wiley y yo -señala Obama - "compartimos algunas cosas en común. Ambos teníamos una madre estadounidense que nos crió, un padre africano que estuvo ausente de nuestras vidas, y una búsqueda para averiguar dónde encajamos".

Obama recuerda que escribió un libro sobre ese viaje porque no puede pintar. "Pero sospecho que mucho del viaje de Kehinde se refleja en su arte". En este sentido, el expresidente muestra su sorpresa por la forma en que "sus retratos desafían la forma en que vemos el poder y el privilegio; la forma en que dota a sus sujetos, hombres y mujeres a menudo invisibles en la vida cotidiana, con un nivel de dignidad que no solo los hace visibles, sino que llama nuestra atención".

"Las artes siempre han sido fundamentales para la experiencia estadounidense.

Provocan el pensamiento, desafían nuestras suposiciones y dan forma a cómo definimos nuestra narrativa como país", indica el que fuera presidente de los Estados Unidos

Kehinde Wiley y Amy Sherald

Gracias a Kehinde Wiley y Amy Sherald, "generaciones de estadounidenses y jóvenes de todo el mundo visitarán la National Portrait Gallery y verán este país a través de una nueva lente", indica Obama.

Estas obras oscilan la noción de que "hay mundos donde los afroamericanos pertenecen y mundos en los que no lo hacemos", subraya el ex presidente. "Y eso es algo a lo que Michelle y espero que hayamos contribuido en los ocho años que tuvimos el privilegio de atenderlo desde la Casa Blanca". "Saldrán de ese museo con un mejor sentido de la América que todos amamos espero que salgan más empoderados para ir y cambiar sus mundos", afirma Obama.