El próximo 23 de febrero saldrá a la luz pública un nuevo libro sobre la supuesta responsabilidad directa del anterior Rey de España en el golpe de estado del 23 F. Su autor es el ex coronel del ejército Martínez Inglés y que fue testigo privilegiado de lo que pasó esos días al estar como jefe de Movilización del Estado Mayor y jefe de la Brigada de Infantería de Zaragoza. Ya en su anterior libro, “el golpe que nunca existió” puso de manifiesto que el 23 F fue una operación dirigida por el Rey Juan Carlos.

Dentro de unos días va a proporcionar más datos a través de su nuevo libro, que por otra parte no va a poderse publicar en España por presión de las altas esferas.

Sino a través de una editorial portuguesa para sortear la censura que todavía hay en España sobre este delicado tema de la reciente historia en España. No obstante, en una entrevista, el militar español ya advertía sobre la importancia de sus informaciones. Al declarar que “fue el rey Juan Carlos quien autorizó al general Armada a montar el 23-F”.

También pone de manifiesto el papel que desempeñó el teniente coronel Antonio Tejero en esos momentos. Martínez Inglés constata que la actuación del guardia civil fue la que se encargó de desactivar el golpe de estado. Al darse cuenta en la lista que tenía que leer el general Armada en el congreso que el nuevo gobierno iba a estar formado por socialistas y comunistas.

Algo que Tejero no podía aceptar porque iba en contra de sus creencias personales.

Sabino Campos sabía todo lo que pasó

Hace dos años fueron desclasificados algunos de los papeles que ponían de manifiesto que fue el rey emérito el encargado de dar un cambio a la situación política que había en España en esos momentos.

Aunque no han sido divulgados a la opinión pública y muy pocos medios de comunicación han sido capaces de difundirlos.

En esos papeles se alude a que el jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campos sabía toda la verdad y hasta estos datos están reflejados en sus memorias que no han sido publicadas ante el escándalo que pudiesen generar en la clase gobernante de nuestro país.

Testimonios reflejado por otros historiadores

Otro de los historiadores que coincide con una tesis es Jesús Palacios que en su libro manifiesta que realmente no fue un golpe de estado, sino una cuidada operación de cosmética de corrección del sistema. Con el beneplácito de toda la nomenclatura política e institucional. Al igual que el Comandante Pardo Zancada, implicado en la operación, y que también lo relata en su libro que rápidamente fue ignorado por los canales de distribución.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!