El escenario más negativo para el gobierno español que preside Mariano Rajoy está a punto de cumplirse. Porque en efecto, el anterior presidente de la Generalidad de Cataluña, Carles Puigdemont, tiene decidido acudir a su investidura. Así lo ha puesto de manifiesto el abogado del candidato de JxCat a presidir el gobierno catalán, Jaume Alonso Cuevillas. Al declarar a los medios de comunicación que “cada vez vemos más lejos esta posibilidad”.

Se estaba refiriendo sin lugar a dudas a la posibilidad de que el líder nacionalista pudiese realizar la petición de autorización al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Con el objetivo de que pueda estar presente en el pleno de investidura en el Parlamento catalán que se desarrollará esta semana.

De cumplirse esta intención, habría un nuevo choque de trenes entre España y Cataluña. Porque en la práctica significaría que la situación estaría de nuevo en el lugar de partida, antes de celebrarse las elecciones el 21 D. Algo que causa una gran pavor entre los dirigentes del Partido Popular.

Podría ser la puntilla para Rajoy

Si finalmente acudiese Carles Puigdemont a la sesión de investidura sería un duro golpe a Mariano Rajoy. En el duelo que ha entablado en estos meses con el político catalán. Sería un nuevo escenario, en el que no podría descartarse una posible dimisión por parte del actual presidente del gobierno español.

En cualquier caso, sería el final de la carrera política de la vicepresidenta, Soraya Saéz de Santamaría. Impulsora de la estrategia que ha desarrollado el ejecutivo en el procés catalán desde el pasado verano.

Incluso serviría como una excusa para una remodelación del gobierno. En donde se dan como seguras las salidas de los ministros Dastis y Zoilo.

Dos de los personajes más criticados por sus actuaciones en los últimos meses.

Comunicación directa con el Tribunal Supremo

De cualquier forma, hay una cosa segura y es que Puigdemont ya se ha dirigido al Tribunal Supremo para indicar que está en su derecho de ejercer sus funciones sin la necesidad de pedir la oportuna autorización judicial.

En este sentido, no hay dudas sobre las verdaderas intenciones del político independentista que ha expresado sus intenciones cuando solamente faltan menos de veinticuatro horas para que se inicie sesión parlamentaria del Parlamento de Cataluña.

Con cruces de acusaciones muy graves entre las dos partes de este importante proceso político. Y que han llevado a que desde el Partido Popular incluso se haya mencionado a los hijos de Puigdemont. Por momentos la tensión se está acumulando de nuevo en esta parte del Estado hasta el punto que no puede descartarse ningún escenario para las próximas horas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!