El jueves de esta semana se hacía eco en Internet la campaña "Y tú, ¿juegas en catalán?", puesta en marcha por el Consorcio para la Normalización Lingüística. La misma, lejos de ser realmente útil para los niños y padres de familia, ha desatado una ola de críticas entre los cibernautas, pues viene a agregarse a todos los ardides que promueven el odio y la separación contra España.

Así es como la Generalitat promueve la presencia catalana en juegos y juguetes

Una estrategia para impulsar "la presencia del catalán en el consumo de juegos y juguetes", así es como la organización ha calificado su campaña, a la par que se anunciaba un catálogo con más de 700 juegos y juguetes en catalán, que las familias de Cataluña podían consultar por medio de su app.

Afirmaron también, que la iniciativa era apoyada de manera entusiasta por 400 centros de distribución y 17 empresas, comprometidas a promover la participación del catalán en los juegos infantiles.

Esto desde luego, ha incluido a los 22 centros de normalización lingüística con los que cuenta la CPNL y cuyo objetivo principal, es perseguir el castellano. A pesar de ello, es importante señalar que esta lengua es la principal que hablan miles de catalanes.

El mismo Consorcio para la Normalización Lingüística ha sido acusado de ser usado como herramienta de adoctrinamiento en los más pequeños, pese a que el objetivo que persiguen es descrito de la forma más inofensiva: "fomentar la utilización del idioma catalán en cada contexto de la sociedad para facilitar la cohesión social".

Las redes sociales estallaron contra el CPNL

En plataformas como Twitter, las protestas no se hicieron esperar tan pronto como la campaña se puso en circulación. Miles de usuarios se pronunciaron contra este tipo de propaganda, indignados por la inclusión de los menores en el separatismo.

"Los niños no juegan en ningún idioma, solamente juegan", es el argumento más visible entre los internautas.

Lo realmente grave del asunto, es que el adoctrinamiento en sí lleva décadas promulgando el odio contra los españoles y recién ahora, el problema comienza a echar sus peores raíces. Las mismas redes sociales han servido para comprobar la situación que se vive en las calles de Cataluña y España, y no precisamente en medio de una manifestación.

Prueba de ello, es el vídeo tomado en el colegio Cal Maiol, del distrito Sants-Montjuïc, donde unos pequeños gritan en catalán.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!