El tiempo para responder al ultimátum ha concluído. El Gobierno de Rajoy aseguró que seguirá adelante para "restaurar la legalidad" en la región de Cataluña. Esto significa que realizará los trámites para intervenir la administración catalana, luego de que el Presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, no diera marcha atrás en sus planes de independizarse de España.

En la jornada de hoy, a las diez de la mañana, vencía el plazo para que el Gobierno catalán aclarara a Madrid si precisamente declaró la independencia en el referéndum (una situación bastante confusa, por decir lo mínimo) del pasado 1 de octubre, hecho que atrajo la mirada de toda la prensa mundial, no solamente por el referéndum en sí, sino también por la brutal respuesta de Madrid.

En la respuesta que Puigdemont entregó al Gobierno de España, sostuvo que "si el Gobierno central insiste en mantener la represión y de evitar el dialogo, el Parlamento de Cataluña procederá, efectivamente, a declarar la independencia de España."

Rajoy no está satisfecho

Por su parte, el Gobierno español se mostró totalmente insatisfecho con ésta respuesta, y convocó para el sábado próximo un Consejo extraordinario de Ministros, con el objetivo de avanzar en los trámites de intervención de la adminstración catalana. En su comunicado, el Gobierno declaró que llevará adelante los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución española, para restablecer la legalidad en Cataluña. Sostuvo que realizará estas medidas con el fin de "proteger a todos los ciudadanos españoles, incluidos los de la región de Cataluña"

Desde Madrid interpretan que el Gobierno de Puigdemont se niega a atender el requerimiento; Iñigo Méndez de Vigo, vocero del Gobierno y Ministro de Educación, Cultura y Deporte, anunció que se recurrirá al artículo 155.

El tan polémico artículo de la Constitución española declara que Madrid tiene el derecho de intervenir en las regiones autónomas que se encuentran dentro de sus fronteras, Cataluña entre ellas.

Según el anteriormente mencionado comunicado, "se recurrirá a todos los medios disponibles para restaurar la legalidad y el orden constitucional en Cataluña lo antes posible, reestablecer la convivencia pacífica entre los ciudadanos y poner un freno al deterioro económico".

Si bien por el momento no ha habido respuesta por parte del Gobierno catalán acerca del anuncio, si se sabe que varios diputados que conforman el frente independentista en el Parlamento catalán estaban reunidos para determinar los pasos a seguir.

La ejecución del artículo 155 llevaría varios días

Este artículo autoriza al Gobierno central a tomar las medidas necesarias para "forzar a una región autónoma al cumplimiento forzoso" de sus funciones.

Para ello requiere la aprobación del Senado, cosa que podría llevar varios días.

La aplicación del mismo podría llevar a que Madrid asuma la dirección y gestión de Cataluña, se destituyan ciertos dirigentes y se controle la policía. Sin embargo, también podría llevar a movilizaciones y a una creciente inestabilidad en la región, cosa muy dañina para la economía.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!