El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido llamado a declarar por el caso Gürtel. Lo anunciaba así el presidente del tribunal juzgado, Ángel Hurtado este mismo martes, 18 de abril. Dicha decisión no ha sido tomada por unanimidad, pues se han opuesto tanto la Fiscalía Anticorrupción como la Abogacía del Estado. La investigación sobre la red de corrupción comenzó en 2009 y está siendo juzgada desde el 4 de octubre de 2016; sentando en el banquillo a personalidades como Francisco Correa, Pablo Crespo o Álvaro Pérez, El Bigotes.

La Asociación de Abogados Demócratas (ADADE) había solicitado por tercera vez la comparecencia del presidente del Gobierno como testigo, a la que se había sumado también la acusación de los socialistas valencianos. Las dos veces anteriores, el tribunal consideró innecesaria la presencia de Rajoy pues ya se había llamado a declarar a otros altos cargos como Ángel Acebes o Álvarez Cascos.

“Por mayoría la Sala decide que es una prueba admisible, por mayoría se acepta y se le tomará declaración en el día que se marque según el calendario previsto”, ha informado a los medios de comunicación Ángel Hurtado.

Aunque la fecha está aún por determinar, Mariano Rajoy podrá declarar desde su domicilio o despacho oficial según dicta el artículo 412 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Queda en manos del tribunal la decisión de su comparecencia.

Rajoy se suma a los ya cerca de 300 testigos que han comparecido en el juicio sobre el caso Gürtel. Entre ellos, se encuentra Esperanza Aguirre que declarará el próximo jueves en la Audiencia Nacional, por la primera época de actividades de la trama que tuvo lugar entre los años 1999 y 2005.

La Fiscalía ha defendido en todo momento que las declaraciones hasta ahora realizadas por otros ex altos cargos del PP “resultan suficientes para su acreditación”, en relación con la caja B. Lo que significa que no ven necesidad alguna en la comparecencia de Mariano Rajoy, pues su testimonio "no aparece como relevante por cuanto no aparece con potencialidad para modificar el sentido del fallo". El abogado del Estado, Edmundo Bal, también ha afirmado su contrariedad al llamamiento de declaración del presidente del Gobierno.

"No han surgido nuevos elementos durante el juicio que aconsejen la declaración. No ha aparecido ninguno, no han cambiado las circunstancias que determinaron la decisión inicial", señaló.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!