Eduardo Zaplana, ex ministro de Trabajo con José María Aznar, Juan Miguel Villar Mir, dueño de la constructora OHL, y Alberto López Viejo, viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, han sido imputados en la Operación Lezo esta misma mañana. Con estos últimos nombres, asciende a 60 las personas investigadas por el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco.

Tras la detención de Ignacio González hubo constancia de una conversación que este mantuvo con Zaplana, en la que le proponía entrar en una estructura opaca para blanquear. Hecho que el ex ministro de José María Aznar negó a un medio de comunicación nacional: "Nunca he tenido, ni tengo ninguna sociedad ni relación mercantil con don Ignacio González".

Eduardo Zaplana aparece también citado en el auto del juez Velasco por ayudar al empresario Conrado Rodríguez-López Braun, involucrado en varios asuntos del Ministerio de Defensa, "mediando una contraprestación económica".

Este nuevo varapalo golpea nuevamente a miembros del Partido Popular, que lleva a su espalda una avalancha de casos de corrupción. A ello se une también, la decisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de presentarse como acusación particular en la Operación Lezo. Pues las irregularidades encontradas tras la investigación del Canal de Isabel II "afectan a diferentes organismos de la Administración regional".

Aunque aún no han confirmado cuándo se personarán, el comunicado emitido por el equipo de Cifuentes afirma que se está realizando un seguimiento de las investigaciones de la Audiencia Nacional para encontrar el "momento procesal oportuno".

A esta declaración, se une la ya realizada por la presidenta del Gobierno regional tras la detención de Ignacio González y la realización de un informe sobre algunos aspectos relevantes de las operaciones realizadas en el Canal de Isabel II.

El PP madrileño continúa con su lucha contra la corrupción. "Esta nueva iniciativa de carácter jurídico sigue el criterio de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de 'tolerancia cero' con la corrupción”.

Este no es el primer caso en el que se personan como acusación particular, pues ya lo hicieron en la Operación Púnica y Gürtel. Su objetivo es siempre “defender los intereses de los madrileños".

Ignacio González fue detenido el pasado miércoles en el marco de la Operación Lezo y el viernes, el juez Eloy Velasco decretó prisión sin fianza. Pero no es el único, junto a él se encuentra también su hermano, Pablo González, y su cuñado, José Juan Caballero.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!