A las cinco de la tarde, ocurría lo que todos esperaban. Esperanza Aguirre dimitía como concejal y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid. Todo este alboroto se ha producido después de que su número dos, Ignacio González, fuera imputado y posteriormente detenido por su vinculación en la Operación Lezo. "Me siento engañada y traicionada. Este auto y la prisión no son una prueba contra él, pero si muestran que yo no vigilé lo suficiente ante una persona de mi confianza".

Después de lamentarse, esta vez sin llorar ante los medios de comunicación, la presidenta se ha mostrado firme contra la corrupción.

“Los ciudadanos tienen derechos a exigir que los políticos asumamos todas las responsabilidades con dignidad, sin dilaciones y sin excusas”, ha transmitido en la sala de prensa a los periodistas allí presentes. La comparecencia ha durado apenas unos minutos, sin preguntas de los medios.

Minutos después de la dimisión de Aguirre, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha comparecido ante los medios de comunicación en Brasil. Sin embargo, no ha realizado ninguna alusión al hecho acaecido. Fuentes del Partido Popular han informado que la que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid, había enviado un mensaje al presidente para comunicarle su decisión.

El Partido Popular ha enviado un comunicado momentos después, en el que mostraba su “respeto” a la decisión tomada por Aguirre. Del mismo modo, valoraba y reconocía “la larga trayectoria” de la expresidenta, a la que tildaban de “persona relevante” para el PP. Algunos partidos políticos han opinado a través de sus portavoces sobre esta decisión. "Espero que a la tercera vaya la vencida; hace mucho tiempo que tendría que haberse ido", ha publicado en Twitter Antonio Hernando.

La portavoz del grupo parlamentario Ciudadanos, Begoña Villacís, ha asegurado que Aguirre estaba rodeada de corrupción, por lo que "hay que asumir responsabilidades políticas cuando no realizadas tu trabajo". Por su parte, Pablo Echenique catalogaba la dimisión de Esperanza Aguirre de “engañabobos”, y afirmaba que “el problema no es una rana sino una organización criminal"

Aguirre dice adiós por última vez, y se adelanta a la petición que tanto PSOE como Ahora Madrid iban a plantear el próximo 26 de abril en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid.

La primera se produjo en septiembre de 2012, dejando la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Más tarde, en febrero de 2016, se apartó de la presidencia del PP de Madrid por la trama Púnica. Hoy se ha apartado de todos sus cargos por un nuevo caso de corrupción que la rodea, Operación Lezo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!