La inteligencia va más allá de lo lógico y racional, para entender una mente y controlar los sentimientos, se debe comprender el entorno y las acciones que se tomen. La inteligencia emocional es la capacidad que tienen los seres humanos para asimilar información con el fin de aprender y relacionarse con otros, está relacionada con ciertas habilidades que establecen como un individuo reaccionará al frente de sus propias emociones y sentimientos, y ante los sentimientos de los demás, está inteligencia consiste en la comprensión, control y modificación de las emociones.

El psicólogo estadounidense y gran teórico de la inteligencia emocional Daniel Goleman explica que está inteligencia "se refiere a la habilidad para percibir, entender, razonar y manejar las emociones de uno mismo y de los demás".

Es la forma de entender y manejar los sentimientos ante las situaciones de la vida, aunque sea en un tiempo de crisis, para comprender, de cierta manera, las acciones que se puedan tomar en ese momento específico.

Actualmente, una gran cantidad de personas se encuentran afectadas emocionalmente por ciertos acontecimientos que están viviendo: el distanciamiento físico, pérdidas de cargo, estrés emocional, ataques de pánico por la misma incertidumbre, entre otros. Los cuales no han sabido sobrellevar, ahí es donde el individuo debe conocer sus emociones y poder utilizarlas para el bien propio, con el objetivo de tomar buenas decisiones. Muchos estudios coinciden en afirmar que las emociones no controladas pueden tener un resultado negativo tanto en la salud [VIDEO] mental como física; es importante ejercitar esa inteligencia emocional para conseguir autocontrol, confianza en sí mismo y habilidades sociales.

Control y manejo de las emociones

Algunos de los elementos básicos de está inteligencia son la recepción, retención, análisis, emisión y control de las emociones. Las personas con alto nivel de inteligencia emocional poseen determinadas cualidades como la auto-motivación. Son personas que no dependen de la motivación y estimulación de los demás, sino la de ellos mismos, siendo personas independientes altamente capacitadas para manejar un momento crítico.

Son conscientes de sus impulsos, no dejan que ellos los dejen llevar sino que analizan el contexto y las decisiones a tomar en un momento puntual; sienten empatía hacia a los demás, se refiere a que no solo escucha lo que dice una persona, sino que sienten los sentimientos de los otros y se ponen en su lugar; el autoconocimiento consiste en conocer las propias fortalezas y debilidades y comprender las sensaciones que se experimentan en la vida.

Aquellos individuos que implementen estás técnicas, tendrán más efectos positivos en su salud física y mental, principalmente se sentirán más a gusto con su forma de vivir. La manera más sencilla de adquirir bienestar emocional es mediante la autoestima.

La inteligencia emocional comienza en la madurez que tenga un individuo, y las pretensiones de cambiar para sentirse bien consigo mismo, por lo que para lograr esta inteligencia se debe cortar esa etiqueta mental de como se visualiza como persona y entender que la vida tiene un propósito. Para empezar a manejar las emociones adecuadamente, es necesario cerrar un ciclo de vida; es decir, aprender de las experiencias, perdonar, aceptar, seguir adelante, dejar de buscar explicaciones y no tener culpa de los hechos.

Aumento de la confianza en relación con los demás. El proceso para obtener el éxito personal y social, es mediante la inteligencia emocional. La compresión de las emociones, aumentará las capacidades de interacción con los demás, debido a que la seguridad transmitirá confianza; como seres humanos ser sociables es parte de la vida de cada ser y es posible llegar a una satisfacción social con otros, mediante el manejo y entendimiento de los sentimientos.

Modificación de las emociones en tiempos difíciles

En efecto, las emociones controlan a cada individuo; una persona que tome decisiones acertadas y sea consciente de sus acciones puede sobrellevar sus sentimientos. Muchas personas se les dificulta entender sus emociones por lo que se dejan llevar por la ira, la inseguridad, la desesperación y la ansiedad [VIDEO].

Por ello, es importante reconocer los sentimientos y obtener otra perspectiva de la realidad.

Mantener tranquilidad y espacio en un tiempo de consternación es la mejor forma de disminuir la preocupación y modificar las emociones. Así el individuo tendrá la oportunidad de pensar como actuar en diversas ocasiones. En ese instante prestará atención y comprenderá los sentimientos, entendiendo cuál es el objetivo y cuál es el camino más conveniente para seguir. Aplicar la inteligencia emocional puede ser un acto de amor propio, no significa que se apartará o se dejará de sentir las emociones, sino atenuar con sabiduría y controlar todas esas inquietudes que han estado afectando en el transcurso del los días.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!