España, en pleno confinamiento, atraviesa una profunda crisis social y sanitaria, debido a la expansión del COVID-19 o Coronavirus. Las calles están desiertas y la actividad del país se ve ahora concentrada en hospitales, supermercados y en los hogares. El país está a punto de entrar en la cuarta semana de estado de alarma y cualquier fecha de retorno a la vida normal es actualmente una quimera, ante las medidas necesarias tomadas por el Gobierno, como la nueva ampliación de los días de aislamiento social.

Los cambios en la sociedad española después de la pandemia

Es imposible determinar cuándo se producirá el retorno a nuestra vida normal, recibimos información constantemente, pero ninguna de esas noticias nos lleva a pensar en una fecha exacta en la que eso pueda suceder.

Debemos ser conscientes de que tratamos con aproximaciones y que aún queda mucho por delante, a la espera de observar cómo evoluciona la situación.

De la misma manera que le damos importancia al cuándo vamos a regresar a nuestra rutina diaria, debemos darle importancia a cómo va a ser este regreso y para ello es bueno observar las medidas llevadas a cabo o propuestas en otros países, que pueden llegar a aplicarse una vez la situación así lo requiera y que se sumarán a las medidas de higiene individual y colectiva, así como la detección y seguimiento de casos positivos ya anunciadas o la posible recomendación del uso general de mascarillas. Además de las distancias de seguridad y los aforos.

Las medidas en Hubei durante y después del confinamiento

La región china de Hubei y concretamente Wuhan, lugar de origen de la actual pandemia, recupera esta semana la normalidad, tras un duro confinamiento de 76 días, iniciado el 23 de enero de 2020.

Sin lugar a dudas, China ha sido el espejo en el que mundo se ha visto reflejado ante esta situación, al ser el epicentro de esta pandemia. Wuhan, así como otras ciudades, han visto como sus habitantes han respetado un duro confinamiento, acompañado de medidas como el cierre de toda actividad no esencial y estrictos controles de tránsito.

Desde el 22 de marzo y tras varios días reportando un gran descenso en los contagios y fallecimientos, el confinamiento ha sido progresivamente suavizado. Un ejemplo de ello es el retorno a la libertad de desplazamiento en la provincia de Hubei, a excepción de Wuhan, tomando como medida el "código verde" o sistema de monitorización de temperatura corporal. Finalmente, el 8 de abril, Wuhan ha recuperado su libertad, la cual ha sido celebrada mediante un espectáculo de luces y color.

Algunas de las medidas tomadas para evitar una segunda ola de contagiados han sido:

  • Permiso a un único miembro de la familia para salir durante un tiempo límite de dos horas, más allá de su actividad laboral. De exceder este límite, se irá penalizando con menos días, en los que dicha persona tenga permitido el salir.
  • Control de la temperatura corporal, mediante la instalación de escáneres térmicos en los centro más concurridos.
  • Código verde (QR) o certificado médico en el que conste que dicha persona no está infectada, el cual deberá mostrar a los agentes de seguridad, ante una posible salida de la ciudad. Dicho código es requerido también para entrar en parques e instalaciones similares.
  • Las instituciones educativas así como los comercios relacionados con la hostelería permanecen, en su mayoría cerrados.

Los planes de Austria y Dinamarca y el después de la cuarentena

En el marco de la planificación de medidas y calendarios propuestos para el fin del confinamiento resaltan dos países europeos: Austria y Dinamarca.

Austria: tras registrar un importante descenso en la propagación del virus así como cierto alivio en lo relacionado al sistema sanitario, el país da a conocer sus planes iniciales: con la reapertura de establecimientos pequeños (hasta 400 m2) programada para el 14 de abril y de grandes establecimientos para el 1 de mayo. Restaurantes, hoteles y escuelas podrían volver a abrir, a mediados de mayo, si el estudio de la situación es favorable. No se contempla la reapertura de las universidades, de esta forma exámenes y prácticas serán realizadas de forma no presencial. Se mantendrán ciertas medidas de seguridad, hasta finales de abril como la limitación de desplazamientos, es decir, realizar únicamente aquellos que son imprescindibles (trabajo, aprovisionamiento, asistencia a personas en situación de dependencia...) y también se permitirá la realización de deportes.

Dinamarca: reapertura de escuelas infantiles y de primaria el 15 de abril. Apertura gradual de los negocios. Los grandes eventos no serán retomados hasta finales de junio. Es pronto para saber cuando retomemos nuestros puestos de trabajo y las calles que solíamos transitar, pero todo nos indica que deberemos ser cautos durante algún tiempo. Hoy por hoy, solo queda esperar.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!