Independientemente de nuestros estado civil, la mayoría conocemos de sobra lo que significa el 14 de febrero en nuestro calendario. Es el más que conocido día de San Valentín. Una fecha caracterizada por las peluches, besos y rosas, pero también es muy usual que en múltiples lugares del globo se celebren concursos cuyo objetivo principal es mostrar el cariño existente entre esas dos personas,

Precisamente, ese día en Tailandia, en un concurso de 2011, una pareja de esa nacionalidad estableció el récord al beso más largo. Dicho beso tuvo una duración exacta de 46 horas y 24 minutos; no obstante, aparentemente no satisfechos con dicha marca, la misma pareja volvió a presentarse dos años después estableciendo un nuevo récord: 58 horas y 35 minutos de puro romance.

Actualmente, prácticamente un mes después de San Valentín, celebramos el Día Internacional del Beso. Una fecha que, año tras año, va ganando más reconocimiento y adeptos en todos los rincones de nuestro planeta dando indicios de poder ser otra fecha para recordar tanto en pareja como con familiares y amigos.

Los besos en la gran pantalla y la magia del cine

Este 13 de abril de 2020 celebramos el Día Internacional del Beso ya que nos hacen sentir especiales; desde el mero sentimiento afectivo que transmitimos con el a complejos procesos hormonales como la transmisión de testosterona son posibles gracias a la simple acción de besar. Mejoran nuestro estado de ánimo y tienen un impacto positivo en nuestra salud física y mental.

Presentes en nuestras rutinas diarias, quedan plasmados constantemente en multitud de obras: teatro, Cine, videoclips, cómics. En todos ellos encontramos un lugar perfecto para degustar una magnífica historia de amor y empatizar con sus personajes.

El cine nos ha dejado grandes escenas, muchas de ellas correspondientes a clásicos grabados a cal y canto en el subconsciente colectivo.

Una muestra de ello son las míticas escenas en el torno de alfarería de Ghost (1990) y el sentimiento de libertad de Rose en la proa del Titanic (1997), dos de las escenas más recordadas y recreadas de todos los tiempos.

Sin embargo, una de las características principales del medio audiovisual es poder crear con el mismo recurso una amplia gama de imágenes que pueden provocar entre los espectadores sentimientos y opiniones enfrentadas así como incitar a la apertura y cambio de mentalidad de la sociedad en la que vivimos.

Dawson Crece refleja la importancia de mostrar las relaciones afectivas en todas sus variantes

Dawson Crece es una serie que presenta a Jack como un introvertido jugador de fútbol americano que no termina de sentirse del todo cómodo consigo mismo y con el ambiente que lo rodea. Tras conocer las inquietudes, ansias y miedos del personaje descubrimos un joven gay atormentado por la falta de aceptación que puede encontrar en su entorno.

En el desarrollo de la trama se muestra la percepción de la sociedad estadounidense de principios de los 2000 frente a la homosexualidad, así como los sentimientos de todas aquellas personas que deben vivir su sexualidad a escondidas sin poder mostrar libremente sus sentimientos por miedo al rechazo o la violencia que esto pueda acarrear.

Temas aún muy presentes en la sociedad.

Si bien las Series de la época ya introducían personajes gays, estas ignoran por completo las interacciones y muestras de afecto que estos personajes pudieran tener con sus parejas sentimentales. El 24 de mayo, Dawson Crece marca la diferencia con las series contemporáneas, alejándose de los convencionalismos de la época y regalando a los espectadores el primer beso gay emitido por un gran cadena estadounidense, The WB, dando como resultado un antes y un después en la historia televisiva del país.

Los besos vistos como instrumento de poder, provocación y polémica

Tres años después, en un tono totalmente distinto al de Dawson Crece, la cadena MTV celebraba la entrega anual de los Video Music Awards.

Una de las actuaciones más esperadas de la gala corría a cargo de Britney Spears, Christina Aguilera y Madonna unidas en un mash-up de Like A Virgin y Hollywood, desatando tanto la euforia de una parte del público y la desaprobación de otra parte del mismo con un beso entre Madonna y sus dos compañeras de escenario.

La actuación ocupó múltiples portadas en la prensa de la época y una gran cantidad de famosos quiso dar su opinión al respecto, alcanzando una cobertura mediática pocas veces vista. Este beso es considerado uno de los mayores hitos de la cultura pop y uno de los momentos que más polémica han suscitado en las famosas galas anuales de MTV.

Calificado como un acto de provocación por la prensa de la época, este famoso beso nos muestra a tres mujeres talentosas, fuertes y empoderadas haciendo suyo uno de los escenarios más famosos del mundo del espectáculo estadounidense.

Sigue la página Historias
Seguir
Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!